21 de noviembre de 2011

México.- Calderón tilda de "inaceptable" que las autoridades pacten con el crimen organizado

México.- Calderón tilda de "inaceptable" que las autoridades pacten con el crimen organizado
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE MÉXICO

MÉXICO DF, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente mexicano, Felipe Calderón, consideró "inaceptable" que las autoridades establezcan alianzas con las bandas del crimen organizado y aseguró esa nación necesita "demócratas que reconozcan y actúen" cuando se produzca alguna intromisión de los cárteles de la droga en los poderes del Estado.

Calderón dedicó parte de su discurso por los cien años de la revolución de México --celebrada el domingo-- a exhortar a los ciudadanos y funcionarios a impedir que el crimen se filtre en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año.

La "intromisión" de los cárteles de la droga y las mafias "en la determinación del voto libre de los ciudadanos es, simple y sencillamente, sea por acción u omisión, inadmisible", sentenció el mandatario.

Es indispensable que cada ciudadano y cada institución estatal defienda a la sociedad "de sus mayores amenazas que representan la violencia, la criminalidad y la impunidad", insistió, al asegurar que las elecciones de 2012 serán el momento de "refrendar" la "vocación democrática" de los mexicanos y "de defender las libertades y derechos que tanto nos ha costado conquistar".

Según Calderón, México necesita actualmente "demócratas que, desde todas las instituciones del Estado, luchen por defender a la sociedad de sus mayores amenazas que representan la violencia, la criminalidad y la impunidad".

"Demócratas que entiendan que eludir la responsabilidad primaria que todo gobernante, de cumplir y de hacer cumplir la ley, de claudicar, o aún pactar con quienes pretenden arrebatar a los mexicanos la libertad, es ética, moral y políticamente inaceptable", subrayó.

Calderón, que asumió la presidencia en diciembre de 2006, emprendió una guerra contra los cárteles de la droga que mantienen su azote en varios estados mexicanos. De acuerdo a denuncias de organizaciones de Derechos Humanos, los narcotraficantes habrían logrado penetrar en las instituciones del Estado corrompiendo a policías y hasta autoridades del Poder Judicial.

Desde diciembre de 2006, unas 45.000 personas habrían muerto a consecuencia de esta guerra. Entre las víctimas habrían civiles, militares y hasta niños.