16 de julio de 2007

México.- Calderón tilda de "ridículas" las acusaciones de un empresario chino que dice que financió su campaña electoral

CIUDAD DE MÉXICO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Felipe Calderón, calificó de "falsas y ridículas" las acusaciones contra él formuladas por el presunto narcotraficante chino Zhenli Ye Gon, quien afirmó que 205 millones de dólares (casi 149 millones de euros) que le incautaron tenían como destino financiar la campaña del actual gobernante y añadió que además le obligaron a esconder este monto.

Calderón dijo hoy en rueda de prensa conjunta con su par español, José Luis Rodríguez Zapatero que esas declaraciones son un "cuento chino" además de "falsas y ridículas".

La acusación de Zhenli Ye Gon fue emitida a través de una carta que fue publicada por el diario mexicano 'El Universal'. Lo dicho por el presunto narcotraficante es "ridículo y una estrategia burda y tonta para evadir la justicia", respondió el mandatario mexicano en la primera alusión directa realizada sobre este caso.

Calderón afirmó que el viaje del secretario de Trabajo, Javier Lozano Alarcón, a Estados Unidos para defenderse de las acusaciones de Zhenli es estrictamente a título personal y no lleva la representación del Gobierno federal, según informa el diario 'El Universal'.

Calderón añadió, en ese sentido que el empresario de origen chino nacionalizado mexicano "estará tras la cárcel" porque sus declaraciones son falsas.

El pasado 15 de marzo la Procuraduría General entró a investigar la vivienda de Ye Gon en México y allí se encontró la citada suma de dinero escondida entre las paredes, en maletas y en armarios. El empresario y presunto narcotraficante está buscado por cargos de drogas y lavado de dinero. México pidió su detención a Estados Unidos, donde la autoridades creen que puede encontrarse, para solicitar después su extradición.

En la carta enviada al citado diario, Ye Gon afirmó que sus abogados enviaron hace poco tiempo al gobierno de México una porción "sustancial" de ese dinero, cuyo destino, dijo, era financiar la campaña presidencial del Partido de Acción Nacional (PAN), cuyo candidato, Felipe Calderón, ganó los comicios.

El gobierno de Calderón y miembros del PAN ya habían negado cualquier vínculo con el dinero decomisado en la residencia de Ye Gon, y lo han acusado de tratar de chantajear a las autoridades mexicanas.