13 de junio de 2006

México.- Los candidatos a la alcaldía de Ciudad de México defienden su proyecto en su único debate televisado

MEXICO (AP)

Los candidatos a la alcaldía de la Ciudad de México, el puesto más importante, después de la presidencia de la república, que estará en juego durante los comicios de julio próximo, sostuvieron el lunes su único debate previsto antes de los comicios.

Durante el debate, los temas principales fueron los problemas de delincuencia, desempleo y medio ambiente en la ciudad.

Marcelo Ebrard, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de corte izquierdista, dijo que la política de la ciudad contra la delincuencia funcionaba, y añadió que buscaría emplazar a 20.000 policías más en las calles. Su partido, que gobierna la ciudad desde 1996, tiene una ventaja considerable en las encuestas sobre preferencias del electorado para los comicios del 2 de julio.

Ebrard culpó por la falta de empleo en la ciudad de 8,5 millones de habitantes a la política económica seguida por el presidente Vicente Fox. Consideró que esa política es "una fábrica de pobres". Demetrio Sodi, candidato del Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece Fox, acusó a Ebrard de haber "fracasado en la seguridad" pública de la ciudad.

"La gente tiene miedo" de la delincuencia, afirmó Sodi.

Las críticas y acusaciones mutuas entre Ebrard y Sodi fueron un reflejo de lo observado en la campaña por la presidencia del país, donde el PRD y el PAN, de centro-derecha, están prácticamente empatados en las encuestas.

Otra participante en el debate, Beatriz Paredes, intervino también en la disputa sobre seguridad, y sentenció que "la delincuencia ha ganado la batalla a las autoridades". Paredes es candidata por el Partido Revolucionario Institucional, que gobernó el país durante 71 años.

La ciudad ha sido afectada por altos índices de secuestros, homicidios, robos y corrupción policial, aunque el Gobierno sostiene que la delincuencia se ha reducido desde finales de la década de 1990, cuando alcanzó su peor nivel.