7 de noviembre de 2006

México.- Cinco grupos guerrilleros reivindican las explosiones en Ciudad de México en respuesta a la represión en Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cinco grupos guerrilleros asumieron la responsabilidad de colocar las tres bombas que estallaron en la ciudad de México, en respuesta a la represión y al intento de desalojo llevado a cabo por la Policía Federal Preventiva (PFP) en Oaxaca el viernes pasado, según informa el periódico mexicano 'El Universal'.

"Sirva este mensaje para advertir contra todo intento gubernamental de usar nuestro arsenal político militar como pretexto para generar psicosis en la ciudadanía y seguir reprimiendo a las diversas organizaciones y movimientos civiles pacíficos", señalan en su comunicado el grupo de guerrillas: El Movimiento Revolucionario Lucio Cabañas Barrientos, la Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo, la Organización Insurgente 1 de Mayo, así como la brigada de Ajusticiamiento 2 de Diciembre y las Brigadas Populares de Liberación.

Estos grupos guerrilleros exigen la salida de Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca y de las fuerzas federales concentradas en esa entidad. También demandan la presentación inmediata de los desaparecidos, la libertad de los presos de Atenco y Oaxaca y el castigo a los represores violadores y torturadores que han atacado a activistas sociales en todo el país.

El Movimiento Tendencia Democrática Revolucionaria aseguró en un comunicado que fueron ocho los artefactos explosivos colocados en distintos puntos de la ciudad. "Dos en al auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional del PRI; otro en el Sanborns llamado Nervo, frente a la sede del tricolor; otros dos artefactos en las instalaciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; dos más en instalaciones del Scotiabank, y un último artefacto en otra sucursal bancaria en Residencial Cafetales", explicaron.

El comunicado de Tendencia Democrática, puntualiza que "de los ocho artefactos colocados el de Sanborns e Insurgentes y el de Scotiabank no detonaron porque fueron recogidos por la Policía previo aviso nuestro".