23 de diciembre de 2006

México.- El Congreso mexicano aprueba una partida presupuestaria para mejorar las pensiones

CIUDAD DE MÉXICO, 23 Dic. (EP/AP) -

La cámara baja del Congreso mexicano aprobó hoy la ley de presupuestos con un montante total de 2.260 millones de pesos (158 millones de euros) que introduce pensiones gubernamentales para los ancianos en áreas rurales, pero reduce el presupuesto para la rama judicial.

Los legisladores no aprobaron algunos de los recortes más controvertidos propuestos inicialmente por el nuevo presidente mexicano, Felipe Calderón, y restauraron gran parte de los fondos que hubieran sido recortados a la Universidad Autónoma de México (UNAM), la mayor universidad pública del país. Algunos diputados advirtieron de que los recortes en el presupuesto judicial provocarían problemas en una nación azotada por delitos violentos y guerras entre narcotraficantes.

La ley fue aprobada por una abrumadora mayoría de 449 a favor, 20 votos en contra y cinco abstenciones. La propuesta de gastos para el 2007 está equilibrada con la porción de ingresos del presupuesto federal, aprobada previamente en la semana.

Los legisladores aplaudieron al conocerse los votos para aprobar una pensión de 500 pesos mensuales (46 dólares) para ancianos en áreas rurales. Aunque muchos trabajadores urbanos en México tienen planes de pensión, ello raramente ocurre en los casos de campesinos y jornaleros agrarios, especialmente aquellos que comenzaron a trabajar hace decenios.

Aunque esas pensiones fueron una propuesta importante de la oposición de izquierda, el Partido de Acción Nacional (PAN), al que pertenece el presidente Calderón, dijo que no se sentía derrotado por las importantes modificaciones introducidos en el Congreso.

"Bien podríamos concluir que aquí no sólo gana el Ejecutivo Federal, no sólo gana el Poder Legislativo, lo más importante es que esta mañana, con este dictamen de Presupuesto de Egresos, gana todo México y eso es lo importante", declaró Edgar Ramírez Pech, diputado del PAN.

El Congreso se mostró especialmente firme en la restauración de fondos para la universidad pública. "Sabemos que una nación que no invierte en sus universidades, se condena al fracaso", dijo Alejandro Chanona Burguete, del partido Convergencia.