Despedido un forense en México tras hallar 157 cadáveres en un camión

Despedido un forense en México tras hallar 157 cadáveres en un camión
19 de septiembre de 2018 TWITTER // @CNDH

CIUDAD DE MÉXICO, 19 Sep. (Reuters/EP) -

Las autoridades mexicanas han despedido este martes a un funcionario forense tras una protesta por el almacenamiento de 157 cadáveres en un camión frigorífico en el este de Jalisco, donde las morgues están llenas de víctimas de la guerra contra las drogas.

Los homicidios en el estado occidental, donde se encuentra una de las bandas de narcotraficantes más violentas y poderosas de México, el cártel de la Nueva Generación de Jalisco, ya han alcanzado un récord de 16.339 en lo que va de año y la tasa nacional de homicidios está subiendo, después de alcanzar su máximo en la historia moderna en 2017.

Las acusaciones de que las autoridades en Jalisco estaban manipulando cuerpos estallaron la semana pasada después de que se descubriera un camión con 157 cadáveres en un almacén en las afueras de la segunda ciudad más grande de México, Guadalajara, provocando la ira del alcalde del municipio.

El portavoz del estado de Jalisco, González Sánchez, ha asegurado a la radio local que Luis Octavio Cotero, que había dirigido el instituto forense desde 2015, ha sido despedido porque no asumió la responsabilidad de almacenar los cadáveres.

Cotero ha afirmado a Reuters que su agencia no era responsable de almacenar los cuerpos no reclamados, y ha acusado al Gobierno de convertirlo en el chivo expiatorio después de cuestionar los hallazgos de una investigación sobre la desaparición de tres estudiantes de cine a principios de este año.

"Es una mala conducta política. Lo siento por el instituto", ha señalado Cotero, que ha añadido que las autoridades estatales sabían que necesitaban más espacio en la morgue desde hace dos años. "Solo ahora están mirando a su alrededor (...) La ineficacia ha puesto a nuestro estado en una posición tan lamentable", ha aseverado.

Cotero ha afirmado que se mantenían otros 100 cadáveres en un camión frigorífico separado estacionado en el instituto forense, y que el otro camión se había visto obligado a trasladarse por falta de espacio para estacionar.

El portavoz del estado ha asegurado que una investigación ha comenzado a resolver "numerosas versiones" sobre quién dio órdenes para mover los contenedores.

La comisión nacional de Derechos Humanos de México y su filial en Jalisco han pedido este martes una investigación del caso, describiendo el tratamiento de los cadáveres por parte del gobierno local como "inhumano".

Además se está trabajando en una nueva instalación para albergar 700 cuerpos, según informó la semana pasada el secretario general del estado, Roberto López, a los medios locales.