24 de julio de 2007

México/EEUU.- Los abogados del narcotraficante chino-mexicano Ye Gon luchan por evitar su extradición a México

WASHINGTON, 24 Jul. (EP/AP) -

Los abogados del presunto traficante chino nacionalizado mexicano Zhenli Ye Gon, detenido ayer en un restaurante de Washington, afirmaron hoy que tratarán de evitar la extradición a México de su defendido.

Ye Gon estaba buscado en México por narcotráfico y posesión ilegal de armas, entre otros cargos y ayer fue detenido por agentes federales en la capital estadounidense. En su vivienda de México las autoridades señalaron que se encontró la mayor suma de dinero encontrada nunca a un narcotraficante.

Un abogado de Washington que defiende a Ye Gon, Martin McMahon sostuvo que su defendido no tendrá un proceso justo si es deportado a México. "El presidente (Felipe) Calderón ya ha anunciado que lo piensa mandar a la cárcel", dijo McMahon. "Nos opondremos con vigor a su extradición", añadió.

Otro abogado, Ning Ye, acudió hoy a un tribunal de Washington para exigir a las autoridades estadounidenses que presenten cargos contra Ye Gon o bien que le pongan en libertad.

El portavoz del departamento Estadounidense Antidrogas (DEA), Garrison Courtney, dijo que Ye Gon fue detenido después de ser acusado de contrabando de drogas y de lavado de dinero. Además, aclaró que el detenido fue perseguido por agentes federales y que él no se entregó ante las autoridades.

México solicitó a Estados Unidos, primero su detención y posteriormente su extradición después de que la Policía descubriera en la mansión del empresario y presunto narcotraficante una suma superior a 207 millones de dólares (149,74 millones de euros).

El Procurador General de México Eduardo Medina Mora elogió el arresto del presunto narcotraficante y dijo que funcionarios mexicanos cuentan con 60 días para presentar las razones por las cuales exigen la extradición de Ye Gon.

Los 207 millones de dólares fueron confiscados en marzo en una mansión de Ye Gon en uno de los barrios más exclusivos de la capital de México. La suma fue considerada por funcionarios estadounidenses como el decomiso de dinero en efectivo más elevado del mundo en relación con el narcotráfico.

Las autoridades sostienen que el dinero estaba vinculado con una de las organizaciones más grandes en América del tráfico de pseudoefedrina, el insumo principal de las metanfetaminas.

Ye Gon sostuvo que las sustancias químicas importadas por su compañía, Unimed Pharm Chem de México SA, eran legales y estaban destinadas para medicamentos controlados que serían elaborados por una fábrica que construía en Toluca, en la periferia occidental de la ciudad de México.

Tras el decomiso, la policía mexicana detuvo a una decena de personas vinculadas con Ye Gon, incluida su esposa, Tomoiyi Marx Yu. Los arrestados se encuentran bajo proceso en penales de alta seguridad.

El abogado de Ye Gon en México, Rogelio de la Garza, declaró a AP que su cliente impugnaría la extradición, pero expresó el temor de que las autoridades de Estados Unidos lo deporten a México para evitar un juicio prolongado en una corte estadounidense.