21 de junio de 2012

México/EEUU.- Acusan de desacato al fiscal general de EEUU por negarse a revelar documentos de 'Rápido y Furioso'

WASHINGTON, 21 Jun. (Reuters/EP) -

La Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha acusado este miércoles de desacato al Congreso al fiscal general, Eric Holder, por negarse a revelar documentos de la 'Operación Rápido y Furioso'.

Entre 2009 y 2010 las autoridades estadounidenses introdujeron más de 2.000 armas en México, sin el conocimiento del Gobierno de Felipe Calderón, para hacerles un seguimiento y descubrir los entresijos del crimen organizado. Sin embargo, perdieron la pista al armamento, fortaleciendo con ello a las organizaciones criminales.

La comisión, que investiga la operación, ha solicitado a Holder que entregue la documentación de 'Rápido y Furioso', pero el fiscal general se ha negado y ha solicitado al presidente estadounidense, Barack Obama, que haga uso de los privilegios gubernamentales para impedir la revelación de este material.

Según el diario 'Washington Post', Holder ha escrito una carta a Obama explicando que si autorizaba la divulgación de los documentos, "se producirían ciertos problemas en la separación de poderes y podría crearse un desequilibrio en la relación" entre el Congreso y la Casa Blanca.

El presidente ha decidido seguir las recomendaciones del fiscal general y este miércoles ha vetado la entrega de la documentación, por lo que la comisión, controlada por los republicanos, ha votado a favor de promover una demanda contra Holder por desacato al Congreso.

Tras la votación, los líderes republicanos de la Cámara de Representantes han anunciado que convocarán para la próxima semana una votación plenaria sobre la acusación de desacato. De ser aprobada, la demanda podría llegar a los tribunales estadounidenses y Holder podría ser condenado a una pena de prisión y al pago de una multa.

No obstante, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el líder de la mayoría republicana, Eric Cantor, han explicado que si el fiscal general entrega la documentación antes de que se celebre la votación plenaria, podrían olvidar el asunto.

"La frustración de esta comisión es por no recibir los documentos en más de año y medio, y debe ser satisfecho hoy", ha dicho el presidente del grupo de trabajo, el republicano Darrell Issa.

La Casa Blanca, por su parte, ha criticado la actitud del Partido Republicano. "En lugar de crear empleos o fortalecer a la clase media, sus congresistas están perdiendo el tiempo en una campaña motivada políticamente", ha denunciado el jefe de Comunicación, Dan Pfeiffer.

En respuesta, el portavoz de Boehner, Michael Steel, ha considerado que el comportamiento de Obama y Holder alienta las pesquisas. "Hasta ahora, todos creíamos que las decisiones en torno a 'Rápido y Furioso' las tomaba el Departamento de Justicia, pero la decisión de la Casa Blanca de invocar los privilegios gubernamentales supone que también estaba involucrada, bien en la operación, bien en el encubrimiento posterior", ha dicho.