6 de octubre de 2011

El director de la ATF asegura que EEUU se esforzará para mejorar las relaciones con México

MÉXICO DF, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director interino de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), Todd Jones, ha asegurado que Washington trabajará para mejorar las tensas relaciones con México después de que salieran a la luz dos operaciones encubiertas del país anglosajón para entregar armas a los cárteles mexicanos.

"Trabajaremos para reconstruir la verdad, sabemos que tenemos que hacerlo", ha reconocido Jones en su primera rueda de prensa después de asumir el cargo, hace apenas cinco semanas, cuando dimitió su antecesor, Kenneth Melson, por el fracaso de estas operaciones.

En este sentido, ha anunciado que el agregado de la Embajada de Estados Unidos en México se ha trasladado a la oficinas de Phoenix, desde donde se planificaron estos operativos, para generar confianza en su vecino iberoamericano.

Además, ha adelantado que la ATF llevará a cabo una depuración en profundidad de su personal. Así, el subdirector de la ATF, William Hoover, será trasladado a la oficina de Washington. Su sustituto será Thomas Brandon.

Jones ha reconocido que entre 2006 y 2007 la ATF entregó miles de armas a cárteles mexicanos con la intención de conocer sus entresijos y mejorar así la lucha contra el narcotráfico, en la operación 'Receptor Abierto'. Sin embargo, la agencia perdió el rastro de muchas de ellas, aumentando así el arsenal de los criminales.

Apenas dos años después, la agencia puso en marcha un operativo prácticamente idéntico, aunque esta vez bautizado como 'Rápido y Furioso'. En esta ocasión se perdieron hasta 2.000 armas.

Estos operativos son uno de los puntos de fricción entre México y Estados Unidos, que desde hace años cooperan junto a otros países de la región para frenar el auge del crimen organizado. El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha llegado a referirse a 'Rápido y Furioso' como un "error garrafal".