23 de mayo de 2007

México/EEUU.- Espinosa y Rice abordan en Washington la violencia fronteriza y la reforma migratoria

MEXICO DF, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores de México, Patricia Espinosa, y la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, abordaron hoy en Washington el problema dela violencia fronteriza y la reforma migratoria que se negocia en estos momentos en Estados Unidos.

"La cooperación es la única forma de enfrentar el problema", afirmó Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado, al precisar que "es muy temprano para hablar" de los costos de esa colaboración.

Según McCormack, es de esperarse que habrá discusiones sobre las ideas que tanto el presidente mexicano, Felipe Calderón, y su gobierno se plantean y se espera propondrán a Estados Unidos y lo que implican en términos prácticos.

Espinosa realizó una breve visita a Washington para reunirse con Rice, y hablar sobre migración, seguridad y la próxima reunión de mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá, en el marco de la Asociacion para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte.

La estancia de la canciller mexicana en la capital estadounidense fue de apenas unas horas, antes de continuar su viaje a Halifax, donde se entrevistará con el ministro de Asuntos Exteriores, Peter Mackay, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

La entrevista con Condoleezza Rice fue el centro de la visita de Espinosa, que tuvo también una reunión de trabajo con diplomáticos mexicanos en Washington.

De acuerdo con el Departamento de Estado, la reunión duró unos 25 minutos y abordaron temas bilaterales, incluso la cuestión migratoria y algún tipo de ayuda para poner en práctica ideas para controlar el flujo de drogas a través de la frontera.

McCormack agregó que se han hecho progresos, en especial con el Gobierno de Calderón, en trabajos para tratar de controlar el narcotráfico y colaborar para enfrentar la violencia que afecta la frontera común.

Según la Cancillería, Espinosa reiteró la convicción del Gobierno de que la creciente vinculación entre migración, seguridad, fronteras y desarrollo económico es una realidad que está y estará presente en la relación entre ambos países.