4 de enero de 2006

México/EEUU.- El mexicano abatido en la frontera con EEUU tenía un amplio expediente criminal, según EEUU

MEXICO, 4 Ene. (EP/AP) -

El emigrante mexicano que murió en la frontera con Estados Unidos tras ser tiroteado por un agente de la patrulla estadounidense fue detenido al menos once veces por contrabando de emigrantes, informó hoy el portavoz de la patrulla de San Diego, en California, Raúl Martínez, quien señaló que Guillermo Martínez era "un conocido contrabandista de personas con 11 arrestos previos".

Preguntado si el hecho de tener expediente criminal afectaría el estatus de Guillermo Martínez como víctima inocente, el portavoz respondió que no podía opinar hasta que concluya la investigación.

"Veo algunas de las declaraciones del consulado (mexicano) y me parece que en buena medida son prematuras porque la investigación aún no ha concluido", acotó.

El cónsul mexicano en San Diego, Luis Cabrera, indicó que su Gobierno consultaba a un abogado para determinar si existían bases para una acción legal, en alusión a un posible juicio civil por parte de familiares de las víctimas.

Según las autoridades mexicanas, Guillermo Martínez murió el sábado en un hospital de Tijuana, de heridas recibidas el día anterior en el lado estadounidense de una cerca que separa esa ciudad de San Diego, California.

Por lo menos otros dos mexicanos estaban con él en el momento de su muerte, uno de ellos posiblemente su hermano, dicen investigadores mexicanos.

INVESTIGACIÓN

Por su parte, el Gobierno de Fox reclamó ayer a través de una nota diplomática que se investigue la muerte del adolescente, y la Procuraduría General tomó la decisión inusual de iniciar su propia investigación.

Las policía de San Diego, la patrulla y el Departamento de Seguridad Interior están investigando, pero han dicho a México que no esperan grandes avances en el caso hasta dentro de dos semanas, indicó el portavoz presidencial, Rubén Aguilar

Aguilar calificó el hecho de "fenómeno muy grave y absolutamente lamentable de la muerte de un connacional, que no podemos permitir que suceda".