5 de octubre de 2006

México/EEUU.- México anuncia que podría acudir a la ONU para protestar por el muro fronterizo que planea EEUU

CIUDAD DE MÉXICO, 5 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno mexicano afirmó el miércoles que podría acudir a Naciones Unidas para protestar por los planes de Estados Unidos de construir un muro de cientos de kilómetros a lo largo de la frontera con México.

En rueda de prensa, el canciller Luis Ernesto Derbez dijo que la propuesta para levantar lo que llamó un muro era una "ofensa". Al preguntársele si presentaría una queja formal ante la ONU por el asunto, lo cual ha sido solicitado por algunos legisladores mexicanos, Derbez respondió: "Sin duda, estamos examinando con el equipo jurídico de la cancillería cuáles serían las opciones a nivel internacional que estarían abiertas para llevarlas y ejecutarlas".

El miércoles, el presidente estadounidense George W. Bush firmó el proyecto de ley de financiación de la seguridad interior que incluye 1.200 millones de dólares para construir la valla a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, con el fin de impedir el paso de inmigrantes ilegales y de delincuentes.

El presidente saliente Vicente Fox ha tildado de "vergonzoso" el plan estadounidense, y lo comparó con el Muro de Berlín. Fox pasó su período de seis años trabajando para que se establezca un nuevo programa de trabajadores invitados al país del norte y para que Washington decrete una amnistía a los mexicanos que trabajan ilegalmente en Estados Unidos.

El martes, los ocho partidos en el Congreso de México se unieron para exhortar a Fox a que use todos los medios diplomáticos a su alcance para intentar detener la construcción de las vallas.

El portavoz de Fox, Ruben Aguilar, dijo el miércoles que es poco probable que el Congreso estadounidense apruebe fondos suficientes para concluir el proyecto, a pesar de los 1.200 millones de dólares aprobados. Aguilar indicó que no hay dinero para hacerlo.

Aunque algunos aseguran que la totalidad del proyecto podría ser concluido con un coste total de 1.750 millones de dólares, otros consideran que podría ser mucho más elevado; un segmento de 23 kilómetros de valla en construcción en San Diego está costando aproximadamente siete millones de dólares por cada 1,5 kilómetros.

El presidente electo Felipe Calderón, que asumirá el puesto el 1 de diciembre, también ha atacado los planes para erigir una valla.

Hay aproximadamente 11 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos, de los cuales cerca de la mitad se encuentran en forma ilegal.