10 de enero de 2006

México/EEUU.- México y Centroamérica condenan las propuestas de EEUU para reforzar la vigilancia fronteriza

MEXICO, 10 Ene. (EP/AP) -

Los asistentes a una reunión de diplomáticos de México y Centroamérica condenaron hoy las propuestas de Estados Unidos para reforzar la vigilancia fronteriza. Asimismo, el grupo exigió que ése y otros países establezcan programas de trabajadores huéspedes y legalicen a los inmigrantes indocumentados.

En el encuentro, al que asistieron también representantes de Colombia y República Dominicana, prometieron más acciones para combatir el tráfico de inmigrantes, pero condenó indirectamente las propuestas de Estados Unidos para que la inmigración ilegal sea considerada un delito.

Los emigrantes, "independientemente de su condición migratoria, no son ni deben ser tratados como delincuentes", señaló la declaración del encuentro.

"Tiene que haber una reforma que incluya un programa de trabajo temporal pero también la regularización de la situación de las personas que ya se encuentran en este momento en los países receptores", como Estados Unidos, afirmó el secretario mexicano de Asuntos Exteriores, Luis Ernesto Derbez.

CRÍTICAS A EEUU

Los países representados en el encuentro --incluidos Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Panamá-- criticaron la iniciativa estadounidense, sin mencionarla, y destacaron que las "medidas parciales que sólo contemplan el endurecimiento de las políticas migratorias no representan una solución".

Los asistentes acordaron la creación de un grupo de trabajo para diseñar "una política migratoria regional", a fin de evitar que los emigrantes sufran abusos, seguir la evolución de la propuesta estadounidense y dar las respuestas necesarias a ésta.

El 16 de diciembre, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una propuesta que consideraría la entrada ilegal a ese país como un delito grave y ampliaría la doble valla fronteriza entre su territorio y el de México.

La iniciativa debe ser todavía sometida a la aprobación del Senado. Derbez, quien había considerado "estúpida" la propuesta, se mostró más moderado el lunes, y señaló: "No es la posición del gobierno mexicano que nosotros indiquemos al Senado del los Estados Unidos cómo debe proceder".

Derbez reconoció tácitamente que México debe también mejorar el trato que da a los inmigrantes, principalmente a los centroamericanos, y propuso "la construcción de una política migratoria en la zona que permita que aquello que solicitamos se cumpla dentro de nuestro propio radio de acción".

La declaración final de la reunión reconoció además que deben redoblarse los esfuerzos para combatir el tráfico de inmigrantes.