13 de abril de 2019

México y Estados Unidos intentan buscar una solución a los retrasos de flujos comerciales en la frontera

México y Estados Unidos intentan buscar una solución a los retrasos de flujos comerciales en la frontera
TWITTER

MÉXICO, 13 Abr. (Reuters/EP) -

El Gobierno mexicano y varios líderes empresariales se han reunido este viernes con sus homólogos estadounidenses para intentar encontrar una solución a los retrasos que se están produciendo en la frontera y que están perjudicando a los exportadores; así como para acelerar la ratificación de un acuerdo comercial entre ambas regiones y discutir sobre los aranceles a los metales.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y la secretaria de Economía mexicana, Graciela Márquez, se han reunido este viernes en la ciudad mexicana de Mérida, en la Península de Yucatán. Márquez ha llegado a la reunión después de que este jueves se aprobase una reforma laboral en la Cámara de Diputados, una legislación que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, considera "clave" para convencer a los demócratas que desconfían del T-MEC.

El encuentro se ha centrado, entre otros asuntos, en la ratificación del acuerdo que remplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), llamado en México T-MEC; así como en una nueva disputa sobre el comercio del tomate y los aranceles al acero y al aluminio que la administración de Donald Trump impuso a México hace casi un año bajo la "Sección 232", según ha explicado Márquez a Reuters.

En este encuentro se ha hablado de los retrasos que se han producido en el último mes en la frontera México-Estados Unidos y que han costado millones de dólares a empresas de ambos lados, obligando a algunos exportadores a recurrir a costosos fletes aéreos para cumplir con los calendarios de entrega. Los retrasos comenzaron a finales del mes de marzo, después de que Trump amenazara con cerrar la frontera si México no detenía a los miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que buscan asilo en Estados Unidos.

A pesar de esta amenaza, Trump no cerró la frontera; sin embargo, su administración reasignó a cientos de agentes fronterizos para que se ocuparan de la afluencia de migrantes provocando grandes retrasos en el tráfico transfronterizo.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos enviará a unos cien agentes a la frontera mexicana para acelerar los tiempos de cruce, según ha anunciado este jueves la representante demócrata Veronica Escobar, de Texas, quien ha señalado que había sido informada por el Comisionado Adjunto de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, Robert Pérez.

Dentro del marco de las reuniones, el subsecretario de Energía de Estados Unidos, Dan Brouillette, ha mantenido un encuentro con la secretaría de Energía de México, Rocío Nahle, quien ha indicado que el Gobierno mexicano no planeaba revertir la reforma energética aprobada por la administración anterior.

Esta reforma --criticada por aquel entonces por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador-- atrajo un gran interés de los inversionistas estadounidenses y abrió la producción de petróleo y la exploración al capital privado. Sin embargo, López Obrador ha dicho recientemente que dará tiempo a los operadores privados para demostrar que pueden aumentar la producción.

Asimismo, el mandatario mexicano pretende revivir a la petrolera estatal Pemex y planea construir una refinería de 8.000 millones de dólares en el estado de Tabasco. Un portavoz de la embajada de Estados Unidos ha anunciado que los funcionarios mexicanos tienen intención de ayudar a financiar el proyecto reduciendo la evasión fiscal.

Para leer más