18 de diciembre de 2006

México.- Eligen a un méxicano como experto para el subcomité para la prevención de la tortura en las Naciones Unidas

CIUDAD DE MÉXICO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El mexicano Miguel Sarre Íñiguez fue elegido hoy en Ginebra como experto del Subcomité para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, informó hoy la prensa mexicana.

Sarre fue elegido en la sede de las Naciones Unidas de Ginebra como uno de los 10 expertos independientes del Subcomité. A través de un comunicado oficial la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) recordó el subcomité está previsto en el Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas (CNU) para esa materia.

La SRE explicó que el subcomité, con sede en Ginebra, comenzará a desempeñar sus funciones el 1 de enero de 2007 y que su objetivo es la realización de visitas periódicas a los lugares donde se encuentren personas privadas de su libertad.

Con la intención de prevenir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en agravio de los presos acusados de diversos delitos, tanto del fuero común como del fuero federal.

Según informa el diario mexicano 'El Universal', Sarre Iñiguez es abogado, investigador y docente, función que ha desempeñado por más de 10 años en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y en la Universidad de Notre Dame, Indiana.

Especialista en derecho constitucional, penal y penitenciario, tiene amplios conocimientos en derechos humanos y seguridad pública, y ha hecho investigaciones sobre el fortalecimiento de los medios de defensa legal para migrantes indocumentados en México y el debido proceso legal.

La SRE dijo que la postulación de Sarre Íñiguez como experto independiente se inscribió en el marco del compromiso del Gobierno de México con la transparencia, la promoción y la protección de los derechos humanos, así como el fortalecimiento del derecho internacional en la materia.

La candidatura de Sarre fue resultado de un novedoso proceso de selección abierto en el que participó también la sociedad civil, a través del marco de la subcomisión de armonización de la Comisión de política gubernamental en materia de Derechos Humanos.