5 de octubre de 2006

México.- Entra en vigor la reforma que permite a las empresas vender directamente Internet, televisión y telefonía

CIUDAD DE MEXICO, 5 Oct. (EP/AP) -

Una serie de reformas en las leyes de telecomunicación permitirían a las empresas de televisión por cable y a las telefónicas vender directamente servicios de telefonía, Internet y televisión a través de sus redes respectivas entraron en vigor el miércoles en México.

Estas reglas, que se han denominado "tripe play", permitirían ofrecer dentro de un mismo paquete los tres servicios de telefonía, Internet y video de manera digital, y aparecen como un paso crucial para estimular la competencia tanto en la telefonía local, donde el antiguo monopolio estatal Telmex controla más del 90% del mercado de las líneas fijas, como el mercado de la televisión por cable, que es dominado por monopolios regionales.

Telmex ya ofrece estos servicios de telefonía, Internet y televisión digital en Brasil a través del operador de televisión por cable Net Servicos de Comunicacao (NETC) y en agosto pagó cerca de 33 millones de euros para adquirir el operador de televisión por cable Superview, con la meta de mejorar sus redes para poder transportar servicios de voz y de datos.

Las 220 empresas de televisión por cable en México ya cuentan con permisos para ofrecer servicios de banda ancha de Internet de manera directa al consumidor, así como servicios de voz a través de acuerdos de interconexión con empresas telefónicas.

La mayoría de las empresas de telecomunicación, incluido el gigante operador de telefonía fija Teléfonos de México (Telmex), enfrentaban restricciones en sus concesiones gubernamentales para ofrecer contenido televisivo pagado.

De acuerdo con el reglamento publicado el martes, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) tenía 75 días para elaborar las reglas de interconexión que regirán a las empresas operadoras de cable y las empresas telefónicas.

Las empresas de telefonía con concesiones restringidas deberán solicitar a la Cofetel el permiso para modificar esas concesiones para poder ofrecer también los servicios de televisión de pago.

En el caso de Telmex, la Cofetel tiene 75 días para decidir si el antiguo monopolio estatal de telefonía deberá pagar una tarifa para poder modificar su concesión.

La industria de la televisión por cable ha invertido más de 360 millones de dólares en los últimos tres años para mejorar sus redes para que puedan trasmitir también servicios de voz y de datos, de acuerdo con la Cámara de la Industria de la Televisión por Cable (Canitec).

Sin embargo, esas inversiones no se han podido utilizar a su máximo nivel debido a las limitaciones que les imponían las regulaciones vigentes.