16 de julio de 2007

México/España.-Calderón subraya a Zapatero que "España puede contar con México" para que etarras "no evadan la justicia"

Los dos países acuerdan reforzar la cooperación en lucha antiterrorista y mejorar los mecanismos de extradición

CIUDAD DE MÉXICO, 16 Jul. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Lucía López Rojo) -

El presidente mexicano, Felipe Calderón, subrayó hoy que "España puede contar con México en materia de lucha antiterrorista" y reafirmó su "franca disposición y voluntad política para que los criminales no evadan la acción de la Justicia", en referencia a los miembros de ETA que residen en México.

Calderón lanzó esta afirmación en la rueda de prensa conjunta que ofreció con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio Nacional de la capital mexicana, donde ambos mantuvieron una reunión y firmaron una declaración para profundizar en las relaciones bilaterales.

Este texto recoge el compromiso mutuo de fortalecer la cooperación y la lucha contra el terrorismo y su financiación, el blanqueo de capitales, la delincuencia organizada y el narcotráfico.

En este contexto, los dos gobiernos acuerdan "mejorar los mecanismos de cooperación judicial vigentes -incluyendo las materias de extradición y asistencia judicial--, tomando las medidas oportunas en los ámbitos pertinentes para impedir que los autores de actos terroristas puedan tener cobijo en el territorio de alguno de los dos países con objeto de escapar a la acción de la Justicia".

Pero, aunque renovó su compromiso de colaboración en materia antiterrorista, Calderón no aclaró si para mejorar los mecanismos de extradición de miembros de ETA se impulsará alguna reforma legal concreta, alegando que esa competencia corresponde al legislativo mexicano. Eso sí, destacó que la legislación vigente ha permitido "incrementar" la cooperación en este asunto.

ZAPATERO AGRADECE EL APOYO.

Por su parte, Zapatero agradeció las palabras de Calderón, habida cuenta de que, según dijo, la colaboración de México en este ámbito es "muy significativa" para España. Además, reafirmó su "respaldo expreso" al Gobierno de Calderón en su "decidida lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

En este sentido, se congratuló de haber "renovado y confirmado" la determinación compartida por ambos gobiernos de perseguir cualquier actividad de la banda terrorista ETA. "Ha habido colaboración y la va a seguir habiendo, más intensa si cabe", apuntó.

Sin embargo, Zapatero no quiso dar detalles sobre cómo se puede actuar contra determinadas asociaciones mexicanas y de otros países latinoamericanos que, al parecer, están financiando al entorno de la banda terrorista.

"La actividad de ETA se produce en muchos frentes", señaló, para agregar a continuación que las encargadas de actuar y buscar instrumentos para atajar esa hipotética financiación han de ser las fuerzas policiales. Zapatero no quiso dar más detalles sobre esta cuestión, argumentando que sería "un poco absurdo explicitar públicamente" el trabajo que en esta materia puedan estar desarrollando las policías y los servicios de inteligencia.

PROFUNDIZAR EN LA RELACION ESTRATEGICA.

Pero Zapatero y Calderón dedicaron la mayor parte de sus intervenciones a remarcar la importancia de las relaciones entre España y México y su compromiso de intensificarlas como manda la Declaración para profundizar la Asociación Estratégica suscrita por ambos mandatarios.

Zapatero explicó que el documento de asociación firmado en 2001 entre los dos países "se ha quedado pequeño" y coincidió con Calderón en que la nueva declaración confirma la voluntad mutua de abrir una etapa nueva en las relaciones, profundizando en los ámbitos político, económico, educativo y cultural.

El jefe del Ejecutivo español puso el énfasis en que España seguirá apoyando a México en el desarrollo de sus infraestructuras, en la explotación "de sus recursos naturales" y en el sector turístico.

"El compromiso de España con la modernización de México es clave para la inversión española. La empresa española se siente a gusto en México y los inversores mexicanos se ven con gran simpatía en España", afirmó, tras recordar que en 2006 el intercambio comercial entre ambos países alcanzó cifras "históricas".

5 MILLONES DE EUROS PARA AMPLIAR EL CENTRO ESPAÑOL

Asimismo, se refirió a la cooperación cultural y educativa. Anunció que se van a invertir cinco millones de euros en la ampliación del Centro Cultural de España de la capital mexicana, cuya 'primer piedra' colocó él mismo poco después. Además, se congratuló de que las universidades españolas acojan ya al mismo número de mexicanos que realizan estudios de postgrado que los centros de Estados Unidos.

Por su parte, Calderón destacó que la declaración sellada entre ambas naciones tiene como objetivo "combatir el terrorismo, el crimen organizado y la lucha contra el cambio climático", se felicitó del "excelente nivel" de las relaciones bilaterales, así como de los estrechos "lazos económicos" que unen a dos "economías sólidas" y dos sociedades "multiculturales, democráticas y plurales" como son la mexicana y la española.

El documento suscrito por Zapatero y Calderón, de 15 folios, recoge también una serie de mecanismos para hacer más fluida la relación bilateral, entre los que el presidente mexicano destacó la creación un foro de diálogo con personajes del ámbito político, económico y académico de los dos países que tendrá una periodicidad bianual.

La declaración prevé que los presidentes de España y México puedan mantener consultas al menos una vez al año y que los contactos y acuerdos entre ambas naciones continúen a través de la Comisión Binacional, que se convoca cada dos años y que el último trimestre de 2007 celebrará en Madrid su octava reunión.

Calderón y Zapatero se comprometen, asimismo, a activar mecanismos de consulta sobre Derechos Humanos, a reforzar las relaciones de México con la Unión Europea, así como el diálogo iberoamericano, y a seguir colaborando en foros multilaterales, principalmente en Naciones Unidas, de cuyo proyecto de Alianza de Civilizaciones ambos son grandes defensores.

Sobre este punto, el presidente español garantizó su apoyo a las "aspiraciones de México" en la ONU. "Para la posición de España en el mundo, México es fundamental", apostilló Zapatero.

Por último, en el plano cultural también está previsto que España participe en el bicentenario del inicio de la independencia de México, que se celebrará en 2010.