16 de julio de 2007

México/España.- Zapatero agradece a los emigrantes españoles su contribución a la construcción de una España moderna

CIUDAD DE MÉXICO, 16 Jul. (de la enviada especial de Europa Press, Lucía López Rojo) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, rindió hoy un emocionado homenaje a los emigrantes y exiliados españoles en México, a los que agradeció su contribución a la construcción de una España "actual, moderna, abierta, próspera y dinámica". "Sin su aportación y su solidaridad con quienes quedaron en su tierra, España no sería lo que es hoy", apostilló.

Zapatero realizó estas manifestaciones en la recepción que ofreció a la colectividad española en México en un hotel de la capital mexicana, donde llegó esta tarde procedente de Cancún.

Ante unas 300 personas, el jefe del Ejecutivo quiso aprovechar la conmemoración del 30º aniversario del reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países tras el paréntesis del franquismo, para renovar su "agradecimiento a quienes se vieron en la obligación o se lanzaron a la aventura de buscar una vida mejor lejos de su tierra sin renunciar a sus raíces".

El presidente del Gobierno, quien fue presentado por el embajador de España en México, Carmelo Angulo, recordó que a este país llegó un "auténtico plantel de lujo para la cultura y la educación", agradeció la "enorme generosidad" demostrada por México y reconoció el papel jugado por la colectividad de origen español en el estrechamiento de las relaciones entre los dos países.

Zapatero destacó que uno de los empeños de su Gobierno era ensalzar la "gran labor" realizada por "tantas generaciones de españoles que tuvieron que abandonar su patria natal por diversos motivos, manteniéndose unidos a España a la vez que se integraban y echaban raíces en su nueva patria".

"Con su sacrificio, su trabajo, su afán de superación y solidaridad han proyectado los mejores valores que una sociedad puede exportar. Son ustedes un motivo de orgullo y admiración para España", proclamó.

REFORMA DEL ACCESO A LA NACIONALIDAD

A continuación, subrayó la importancia del Estatuto de Ciudadanía Española en el Exterior, recientemente aprobado, y explicó que el pasado 15 de junio el Consejo de Ministros dio luz verde a un proyecto de ley para reformar el acceso a la nacionalidad.

Cuando el texto esté aprobado por las cortes podrán optar a la nacionalidad española de origen los hijos de madre española que no hubieran podido adquirirla por haber seguido la nacionalidad extranjera del padre. Zapatero se congratuló de que así se eliminará la "histórica diferenciación de trato de los hijos basada en intereses de género".

Además, esta reforma permitirá que los nietos de descendientes españoles que hayan nacido en el extranjero puedan adquirir la nacionalidad sin que sus padres tengan que acreditar haber nacido en territorio español, como ocurría hasta ahora.

"Esta es una de las decisiones de las que me siento más satisfecho como presidente. Les doy la bienvenida a una nacionalidad que merecían", enfatizó Zapatero arrancando aplausos entre los miembros de la colonia española.

Zapatero puso fin a su discurso rindiendo homenaje en nombre del Gobierno a "todos los españoles de origen, sentimiento y corazón" que se han sentido siempre cerca de España. "Pueden sentirse orgullosos de ser españoles", concluyó.