11 de enero de 2007

México.-Ex ministro Castañeda cree adecuada política migratoria de Bush y aboga por la legalización de mexicanos en EEUU

Considera que el acercamiento de Calderón y Chávez es "incongruente" ya que la nacionalización pone en peligro a las empresas mexicanas

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex secretario de Exteriores de México, Jorge Castañeda, dijo hoy que la propuesta migratoria que tiene previsto aprobar este año el Gobierno de George W. Bush es la más adecuada, pues aseguró que la legalización de inmigrantes mexicanos es el mejor camino para poder solventar los problemas que enfrenta ésta población en los Estados Unidos.

El año pasado, Bush solicitó ante el Congreso la aprobación de un presupuesto de 247 millones para la aplicación de un programa de trabajadores temporales en el que a los inmigrantes se les da un contrato de trabajo por un tiempo estipulado y del que se beneficiarán un gran número de mexicanos. Se espera que este año los nuevos parlamentarios de mayoría Demócrata den el visto bueno a la reforma migratoria.

Castañeda, quien fue ministro de Exteriores desde el año 2000 hasta 2003, señaló que "si se da esta reforma que tanto se ha esperado", la cual es "más factible hoy que nunca" muchos mexicanos mejorarían su calidad de vida y estarían en la facultad de "defender ellos mismos sus derechos en lugar de que (el Gobierno de) México los tenga que defender porque ahora tienen papeles".

En su opinión, la principal dificultad que enfrentan actualmente los inmigrantes provenientes de éste país latinoamericano "no es que hayan más o menos redadas, o abusos, o excesos porque siempre los ha habido", es el hecho que están en una condición ilegal y esto es un obstáculo para poder hacer valer sus intereses en el territorio norteamericano. En este sentido, destacó que sus derechos "no están siendo especialmente violentados", pero "mientras no tengan papeles no tienen cómo defenderse".

De esta manera, el ex titular de Exteriores instó al nuevo presidente de México, Felipe Calderón, a que "mantenga la insistencia en defender los derechos de los mexicanos en la reforma migratoria", para que no sólo "los 6 millones" de sin papeles que están en Estados Unidos puedan obtener un estatus reglamentario, sino que también pueda garantizar la legalidad a "los flujos migratorios futuros".

ACERCAMIENTO "INCONGRUENTE"

Por otro lado, Castañeda criticó el acercamiento de Calderón hacia el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien esta semana anunció que nacionalizará a todas las empresas de telecomunicaciones y de electricidad, ya que algunas compañías como Cementos Mexicanos (CEMEX) podrían verse fuertemente perjudicadas.

"Me parece un poco incongruente y un poco incomprensible y no se si este era el mejor momento" para mejorar las relaciones bilaterales con el Gobierno de Venezuela, porque aseguró que en este momento Chávez "está empezando a transgredir una serie de normas internacionales muy importante en materia de libertad de prensa, en materia de derechos políticos".