16 de octubre de 2006

México.- Exteriores "se congratula" de la liberación de Ana María Ríos y confía en la "resolución favorable" del caso

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español expresó hoy su satisfacción por la puesta en libertad bajo fianza de la española Ana María Ríos, detenida en Cancún (México) tras encontrarse en su maleta balas, casquillos y un detonador, y expresó su confianza en que el caso "se resuelva favorablemente", según informó hoy la Dirección General de Comunicación Exterior (DGCE) del Ministerio en un comunicado.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se congratula de la puesta en libertad provisional de la ciudadana española Ana María Ríos", afirma el comunicado, en el que se subraya que desde su detención, el departamento de Miguel Angel Moratinos "ha mantenido un estrecho seguimiento de la situación" de la joven gallega y "ha impartido las oportunas instrucciones, a través de la Dirección General de Asuntos y Asistencia Consulares, para que le fuera prestada toda la asistencia necesaria".

Por ello, añade Exteriores, "las autoridades diplomáticas y consulares españolas en México han mantenido contactos permanentes con las autoridades mexicanas, con la propia interesada y con sus familiares al objeto de lograr una feliz resolución del caso". En este sentido, y tras asegurar que desde Exteriores se "sigue con atención la situación" de Ana María Ríos, el Ministerio confía en que el caso "se resuelva favorablemente".

LIBERADA BAJO FIANZA

La joven gallega, detenida el pasado 8 de octubre en México después de que las autoridades encontraran material bélico en su equipaje, abandonó hoy la prisión municipal de Cancún tras el pago de una fianza, según informó hoy el diario local 'Novedades' y confirmó a Europa Press una portavoz de la familia.

La española obtuvo su libertad a las 01:32 horas (8:32, hora peninsular española) tras el pago de una fianza de 1.600 euros y después de que el juez segundo de distrito, Alfonso García Sanz, retirase el cargo de delito grave (posesión de material de guerra) y mantuviese únicamente el de posesión de munición. Ríos no podrá volver a España hasta que se resuelva definitivamente el caso.

A la salida de la cárcel, Ana María Ríos fue recibida por su marido, Marcos Da Silva, y por su tío Roberto Manuel Álvarez, acompañados ambos del cónsul honorario de España en Cancún, Javier Marañón. La joven estuvo acompañada en todo momento por su madre, Gloria Bemposta, quien durante su reclusión permaneció a su lado en la enfermería.

Según 'Novedades', Ana María Ríos no pronunció palabra alguna durante su salida y se limitó a sonreír ante los medios. Pilar Rodríguez, esposa del primo de la madre de Ana María, precisó a Europa Press que la joven detenida se trasladó a un hotel, nada más abandonar la prisión, junto a su marido, su madre y el primo de ésta, marido de Pilar Rodríguez.