29 de noviembre de 2006

México.- Felipe Calderón podría asumir su cargo como presidente de México en otro lugar de la Cámara de Diputados

CIUDAD DE MÉXICO, 29 Nov. (EUROPA PRESSS) -

Ante la negativa de legisladores izquierdistas y oficialistas de abandonar la tribuna de la Cámara de Diputados que ocuparon ayer en medio de una espectacular trifulca, hoy se comenzó a barajar la posibilidad de que Felipe Calderón asuma la presidencia en otra sede que no sea el Congreso.

No sería la primera vez que se produce un cambio de sede en una toma de posesión en México. Varios presidentes hasta la década de 1970 rindieron 'protesta' en otras ubicaciones diferentes al Congreso como el Palacio de Bellas Artes e incluso en un estadio.

"Definitivamente sí se puede realizar en una sede alterna... la Constitución ni dice que en un lugar específico sino sólo ante el Congreso", dijo hoy el director del Seminario de Derecho Constitucional de la Facultad de Derechos de la Universidad Nacional Autónoma de México, Edmundo Elías Musi.

La carta magna se limita a señalar que el presidente debe tomar posesión de su cargo ante el Congreso, y para Musi el Congreso se refiere a los legisladores no a la sede.

Incluso, el portavoz de presidencia, Rubén Aguilar dijo hoy que el presidente saliente Vicente Fox "estará donde se realice la sesión de Congreso general para entregar la banda".

La opinión contraria es la del especialista Miguel Carbonell, quien dijo hoy en 'W Radio' que el presidente de la Cámara de Diputados debe citar con 24 horas de anticipación a la fecha y requerirá de la mitad más uno de los legisladores para que ocurra, mientras Musi aseguró que no es necesario ninguna una de las dos cosas.

El presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, el panista Jorge Zermeño, confirmó que la "toma de protesta" de Felipe Calderón se realizará en la Cámara de Diputados el próximo viernes, a pesar de que la tribuna se encuentra tomada desde ayer por el PAN y el PRD.

Además dijo que Calderón tendrá que tomar su cargo frente al Congreso y para ello no necesariamente tendrá que usar la tribuna, que permanece tomada. Zermeño dijo que no es necesario que Felipe Calderón suba a la tribuna y que podría tomar protesta en cualquier otro sitio del salón de sesiones. El presidente recalcó además que no será en otra sede alternativa.

Zermeño confirmó que hasta el momento no hay ningún contacto entre el PRD y el PAN, a través de sus coordinadores parlamentarios, y este deberá darse más tarde, informó hoy el diario mexicano 'El Universal'. El panista no descartó reforzar la fuerza pública en la Cámara de Diputados si las condiciones así lo aconsejn para el 1 de diciembre.

Por otro lado los legisladores del PRD sostienen que no moverán ni un solo pie y están decididos a que el conservador no rinda protesta como mandatario en la cámara baja.

"La determinación es que vamos a permanecer aquí", dijo el diputado del PRD, Juan Hugo de la Rosa, uno de los que ha permanecido en la tribuna desde el mediodía de ayer.

La toma de la tribuna es la continuación de las disputadas elecciones presidenciales del 2 de julio, en las que Calderón se impuso con una ventaja de medio punto porcentual al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, del PRD, quien desconoció los resultados y se autoproclamó hace unos días como "presidente legítimo" e incluso formó lo que llama su gabinete con 12 personas.

Los hechos comenzaron poco después del mediodía de ayer cuando diputados del PAN subieron a la tribuna después de que corriera el rumor de que los legisladores del PRD la tomarían para intentar evitar desde ese día la ceremonia de asunción de Calderón.

El PRD sostiene que Calderón fue declarado ganador gracias al fraude electoral y el pasado 1 de septiembre hizo algo similar cuando tomaron la tribuna de la Cámara de Diputados e impidieron a Fox emitir un discurso y su último informe de Gobierno.