22 de enero de 2006

México.- Feministas mexicanas plantean que España conceda asilo por violencia de género a víctimas en riesgo extremo

Un grupo de artistas españoles viaja a Ciudad Juárez para denunciar los asesinatos de mujeres y celebrar un concierto solidario

MÉXICO DF, 22 Ene. (de la enviada especial de EUROPA PRESS María Pin) -

Organizaciones de mujeres mexicanas sondean la posibilidad de que España conceda asilo por violencia de género a mujeres de este país en situación de riesgo extremo en casos de violencia de género, como han hecho antes países como Canadá, que concede específicamente el estatuto de refugiado por este motivo, o Estados Unidos, que las incluye en su programa de protección de testigos. Sin embargo, la directora del Instituto de la Mujer de España, Rosa Peris, considera "difícil" esta vía para resolver los problemas de seguridad de las víctimas en México.

Así lo explicaron dos de las responsables más respresentativas de la República en defensa de los derechos de las mujeres maltratadas, la periodista y directora del Centro Integral de Atención a Mujeres Maltratadas de Cancún, Lydia Cacho, y la fundadora de la Red Nacional de Refugios de México, Alicia Leal. Ambas participan en los encuentros entre organizaciones españolas y mexicanas que se están llevando a cabo estos días en la capital de la República dentro de la gira solidaria que realiza la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género contra los 'feminicidios' de Ciudad Juárez.

Precisamente hoy, la caravana de artistas se trasladó a esta ciudad fronteriza en el Estado de Chihuahua para denunciar los asesinatos y celebrar un concierto solidario como el celebrado ayer en la emblemática Plaza del Zócalo de México DF.

APOYO DE LA COMISIÓN ESPECIAL DEL CONGRESO

La propuesta de asilo político por violencia de género cuenta también con el apoyo de la presidenta de la Comisión Especial del Congreso de México que estudia los 'feminicidios' en todo el país, Marcela Lagarde, que mantuvo una reunión con Rosa Peris y una representación de los artistas, liderados por la cantante Cristina del Valle, presidenta de la Plataforma.

Lagarde precisó que no se ha hecho una propuesta institucional oficial en este sentido a España, pero considera "importante" incluirlo en la agenda política del diálogo interparlamentario de ambos países.

"Suscribo esa propuesta. Sería formidable que las migrantes gozaran de esa protección", dijo la parlamentaria mexicana. Incluso, fue más allá al comentar que el estatuto de refugiado debería facilitarse no sólo en casos relacionados con crimen organizado y corrupción, sino también en otros casos de violencia doméstica y familiar.

VINCULADAS AL CRÍMEN ORGANIZADO

En principio, la idea planteada por las ONG es permitir que mujeres víctimas de violencia de género cuyos maridos o ex maridos forman parte del crimen organizado en México, con vínculos muy fuertes con el poder, puedan salir del país y gozar de protección internacional por violencia de género, dado que en México es imposible garantizar su seguridad.

En cualquier caso, las organizaciones mexicanas buscan una vía alternativa a la institucional, que obliga a la víctima a agotar todos los niveles nacionales para poder solicitar asilo. El último escalón, el programa de protección de testigos de México, ya les ha costado algún susto, según explicó Cacho, dado el nivel de corrupción del país.

CERCANÍA CULTURAL

Por el momento, en 10 años la Red Nacional de Refugios ha sacado del país a 12 de estas mujeres y a sus hijos, pero son estados con idioma y cultura completamente diferentes y España serían un país donde la lengua podría facilitar la integración y recuperación de estas víctimas. Así lo cree Alicia Leal. "Es más, cuando se pregunta a los hijos de estas mujeres a qué país les gustaría ir, siempre preguntan si no sería posible que fuera uno en el que también se hable español", comentó.

España concedió el año pasado por primera vez el Estatuto de Refugiado por violencia de género a una mujer de un país del Golfo Pérsico por considerar que sufría una situación de violencia de género estructural, ya que las leyes del Estado no la protegían de la situación de riesgo a la que estaba sometida. El Gobierno prepara además una reforma de la Ley de Asilo que contemplará explícitamente la violencia por razón de género, aunque con la legislación actual ya puede concederlo.

Sin embargo, Peris explicó que este tipo de asilo se reserva a víctimas de violencia de género en países en los que no tienen legislación que proteja a la víctima ni tampoco voluntad para impulsarla. No es, en su opinión, el caso que se podría aplicar de forma generalizada a México. "Creo que la solución en estos casos es exigir a cada Estado que cumpla con su responsabilidad en la protección de las víctimas, aunque sí sería interesante que se haga una reflexión en la Comunidad Internacioanl", dijo.

FEMINICIDIO, DELITO DE LESA HUMANIDAD

Probablemente, ayudaría a esta posibilidad que el Tribunal Internacional de la Haya aceptase estudiar el 'feminicidio' como un delito de lesa humanidad, tal y como planteó Lagarde. La parlamentaria mexicana señaló que trabaja con el Parlamento Europeo para elevar esta cuestión a la Corte Internacional.

"Lo primero que sucede sobre la violencia de Género en México, es que no sabemos lo que sucede", dijo Lagarde, para reflejar la complejidad y desconocimiento del fenónomeno en un país que carece de registros de víctimas y agresores. De este modo explicó cómo al iniciar las investigaciones sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez (Chihuhua), el Congreso se dio cuenta de que la violencia contra la mujer se extiende por todo el país. Sin embargo, las madres de las víctimas de Juárez aseguran que el fenómeno no responde a los patrones de la violencia intrafamiliar.

"Nos falta lograr un compromiso del Estado mexicano con los derechos humanos de las mujeres", añadió para evidenciar la necesidad de que las autoridades se responsabilicen de la protección de las mujeres.