10 de julio de 2006

México.- El Gobierno español dice ante las críticas que la llamada de Zapatero fue una "práctica habitual de cortesía"

La Embajada mexicana niega haber presionado para que Zapatero felicitara a Calderón y dice que fue una decisión de "'motu propio'"

MEXICO DF/MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha asegurado hoy que la llamada del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para felicitar al candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, por su triunfo en las elecciones del pasado 2 de julio es una "práctica habitual de cortesía" en este tipo de circunstancias, según informaron a Europa Press fuentes gubernamentales españolas.

Zapatero llamó por teléfono el viernes a Calderón en torno a las ocho y media de la tarde, sólo unas horas después de que el Instituto Federal Electoral anunciara tras concluir el recuento definitivo de las actas de votación que el candidato 'panista' era el que más votos había obtenido en la jornada electoral frente a su rival del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, las mismas fuentes recordaron que hubo otros mandatarios extranjeros que felicitaron a Calderón, como el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, el primer ministro de Canadá, Stephen Harpe, o el mandatario colombiano, Alvaro Uribe. "Ese es el dato oficial que teníamos entonces y lo habitual en esos casos es hacer una llamada de cortesía", añadieron.

El comité de campaña del PAN había informado este fin de semana de que Zapatero llamó por teléfono a Calderón. Además, precisó que ambos conversaron sobre el estado actual de las relaciones bilaterales, se comprometieron a mantener un diálogo "continuo, estrecho y directo" cuando Calderón asuma la Presidencia, y acordaron reunirse "cuando sea posible".

DE 'MOTU PROPIO'

Por otro lado, la Embajada de México en España ha negado haber hecho gestiones en Madrid para que Zapatero llamara Calderón. "Es totalmente falso. La decisión que adoptaron las autoridades españolas fue de 'motu propio'. Nosotros de ninguna manera hemos presionado a nadie", aseguraron fuentes diplomáticas mexicanas consultadas por Europa Press.

Esas llamadas han desatado una ola de protestas en varios sectores mexicanos. El Frente Universitario de Apoyo Crítico a López Obrador ha convocado para mañana una manifestación frente a la Embajada de España en Ciudad de México para protestar por la llamada de teléfono que hizo este fin de semana el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para felicitar a Calderón por su triunfo.

"Esa llamada se produjo cuando aún no hay un ganador de los comicios", afirmó en un comunicado el colectivo de estudiantes que apoyan al candidato del Partido de la Revolución Democrática, Andrés Manuel López Obrador. Además, realizarán otras movilizaciones para denunciar lo que consideran un "nuevo fraude" y exigir al Instituto Federal Electoral (IFE) que haga un recuento voto a voto.

CRITICAS DEL PRD Y EL PRI

Desde el PRD y el PRI aseguran que las felicitaciones a Calderón son parte de una estrategia mediática para confundir a la ciudadanía y a la comunidad internacional. Por eso, exigieron al Ministerio de Asuntos Exteriores que informe puntualmente a los gobiernos de otros países sobre la fase en la que se encuentra el proceso electoral ya que México todavía no sabe quién será su próximo presidente.

"El PRD desplegará una estrategia informativa dirigida a gobiernos extranjeros para que sepan que Calderón no es presidente electo, que hay una elección impugnada, plagada de irregularidades y por ello el resultado está en cuestión. La autoridad moral del IFE ha sido puesta en duda por una buena parte de la sociedad y el proceso no concluirá hasta que el TEPJF dictamine sobre las impugnaciones", añadió.

Por su parte, la diputada priísta Dulce María Sauri quiso entender que los presidentes de otros países no conocen el entramado electoral mexicano. "Me parece que al ver que el IFE ya tiene un resultado formal, la comunidad internacional cree que es el definitivo y no es así", aseguró la diputada, quien recordó que todavía falta la fase de impugnaciones que anunció la coalición de López Obrador.

Por último, el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Manuel Bartlett consideró "absolutamente condenable" que tanto Zapatero como Bush, Harper y Uribe, hayan felicitado a Calderón. "Se equivocan quienes ya dan por terminada la elección. Es la más cerrada de la historia y nadie puede presentarse como triunfador (...) Aún falta la decisión del Tribunal Electoral (TEPJF)", añadió.