22 de febrero de 2006

México.- El Gobierno estudia si Aznar violó las leyes mexicanas por apoyar públicamenente a un candidato presidencial

La Constitución permite a las autoridades "hacer abandonar" el país a todo extranjero "cuya permanencia juzgue inconveniente"

MEXICO DF, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Vicente Fox ha abierto una investigación para determinar si el ex presidente del Gobierno español José María Aznar violó las leyes mexicanas al apoyar públicamente al candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, durante un acto celebrado ayer en la capital mexicana.

Además, las autoridades mexicanas estudian citar al ex mandatario a la sede de la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior) para aclararle personalmente que la Constitución del país prohíbe expresamente a los ciudadanos extranjeros hacer declaraciones de carácter político.

"La Segob está analizando las expresiones del ex presidente para ver si hay una violación de las leyes mexicanas y en su caso será citado para indicarle que la ley mexicana no permite a extranjeros hacer ese tipo de declaraciones", afirmó hoy el coordinador general de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia, Rubén Aguilar.

Así, Aguilar explicó que Aznar podría ser citado en las próximas horas por el ministro del Interior, Carlos, Abascal, para indicarle que la ley mexicana, "que seguramente desconoce el ex presidente", no permite a los ciudadanos extranjeros hacer declaraciones "como las que supuestamente emitió ayer".

Aznar participó ayer en un conocido hotel de la capital mexicana en el foro 'La fuerza de las ideas y el futuro de América Latina', organizado por la Fundación del PAN 'Rafael Preciado Hernández' y por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que encabeza el ex presidente, según informa la prensa local.

Durante su intervención en la clausura del acto, Aznar se mostró partidario de que el PAN y su candidato, Felipe Calderón, gane las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo 2 de julio y que, a su juicio, de esa forma los mexicanos opten por lo que llamó una "política estable y seria, en vez de la aventura y la demagogia".

El artículo 33 de la Constitución Política mexicana señala que "los extranjeros no podrán, de ninguna manera, inmiscuirse en asuntos políticos del país". Además, permite al Gobierno "hacer abandonar el territorio nacional, inmediatamente y sin necesidad de juicio previo, a todo extranjero cuya permanencia juzgue inconveniente".

Desde 1995, un año después del alzamiento zapatista encabezado por el subcomandante Marcos el 1 de enero de 1994, han sido expulsados de México numerosos ciudadanos extranjeros que se encontraban en el estado de Chiapas, al sur del país, en calidad de observadores y defensores de los Derechos Humanos.