22 de mayo de 2006

México.- El Gobierno mexicano asegura que la salida de Venezuela del G-3 no le afectará ni económica ni políticamente

MÉXICO DF, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno mexicano aseguró hoy que la salida de Venezuela del Grupo de los Tres (G-3), integrado por estos dos países y Colombia, no afectará a México ni económica ni políticamente, y señaló que le causó "extrañeza" la confirmación del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Así lo indicó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Rubén Aguilar, quien explicó que ahora México buscará "acelerar" sus acercamientos con otros países como Panamá, que han manifestado su deseo de incorporarse al bloque económico", según informa el diario 'El Universal'.

Aguilar dijo que para México cualquier bloque y mecanismo regional contribuye a la construcción de la unidad de América Latina, por lo que afirmó que el Gobierno se mantendrá "trabajando por la unidad continental". Asimismo, resaltó que "quien quiera contribuir a la unidad de América Latina tiene que fomentar las estructuras de los diversos países y los mecanismos ya existentes".

El ministro de Exteriores mexicano, Luis Ernesto Derbez, ya había anunciado que México trabajaría con Colombia para acercarse a Ecuador, Perú y Panamá, que en meses anteriores han manifestado su interés de ingresar en el G-3, en vigor desde 1995.

CONCENTRARSE EN EL MERCOSUR

Por su parte, Hugo Chávez anunció ayer, domingo, en su programa 'Aló, presidente' que su país había decidido salir del G-3 definitivamente para concentrarse en su ingreso al Mercosur (integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

México y Venezuela mantienen enfriadas sus relaciones diplomáticas desde noviembre del 2005, cuando ambos gobiernos decidieron retirar a sus respectivos embajadores tras críticas de Chávez al presidente mexicano, Vicente Fox. Su Gobierno ha insistido en que espera una disculpa de Chávez a Fox por llamarle "cachorro del imperio" debido a su relación con Estados Unidos.

Sin embargo, el mandatario de Venezuela afirmó que no ofrecerá ninguna disculpa y que esperará a que se elija un nuevo presidente para "rehacer" su relación con México.