5 de marzo de 2012

México.- El Gobierno prepara un mapa de riesgo con las zonas más vulnerables a la violencia en las elecciones

MÉXICO DF, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades mexicanas preparan un mapa de riesgo para determinar cuáles son las zonas más inseguras donde deberán reforzar las seguridad con más efectivos de las Fuerzas Federales en los comicios presidenciales del próximo 1 de julio, ante el temor de que los cárteles del narcotráfico se infiltren en la campaña electoral.

El anuncio lo ha hecho este lunes el ministro mexicano del Interior, Alejandro Poiré, al dar a conocer el decálogo de acciones que el Gobierno de Felipe Calderón pondrá en marcha junto al Instituto Federal Electoral (IFE) y las fuerzas de seguridad para garantizar unos comicios transparentes y sin conflictos.

"Lo que estamos haciendo es identificar con mayor precisión cuáles son las zonas en donde se tiene que reforzar la seguridad, en donde se tiene que actuar de manera previa, y en función de esto es que se harán los distintos despliegues de las distintas fuerzas federales", ha explicado.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) alertó la semana pasada de que el crimen organizado representa una amenaza para los comicios presidenciales en México y no descartó que algunos cárteles de la droga estén intentando imponer a sus candidatos.

Aunque el Gobierno de Calderón ha reconocido en repetidas ocasiones de que el narcotráfico ha logrado penetrar algunas estructuras del poder, el IFE ha exigido a la OEA pruebas de estas denuncias, pues cree que esa denuncia se basa únicamente en informaciones publicadas por la prensa.

"Que no quede duda, el Gobierno Federal utilizará con toda firmeza la fuerza del Estado para erradicar el riesgo de infiltración de cualquier grupo criminal", ha advertido Poiré en rueda de prensa.

Desde que asumió el poder Calderón en diciembre de 2006, más de 47.500 personas han sido asesinadas en hechos relacionados con encarnizada guerra que mantienen los cárteles del narcotráfico por el mercado de la droga que se vende en Estados Unidos.

Algunas agrupaciones políticas, como el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), han denunciado que varios de sus candidatos se han visto obligados a abandonar la campaña tras haber sido amenazados por presuntos miembros del crimen organizado.

TRANSPARENCIA

El decálogo dado a conocer este lunes representa un compromiso del Gobierno de Calderón y las instituciones del Estado para ceñirse "a los criterios de transparencia y rendición de cuentas para evitar el mal uso de los programas sociales con fines electorales".

Asimismo, reivindica el acuerdo de seguridad firmado la semana pasada por el IFE y el Gobierno Federal para garantizar la "tranquilidad del proceso" en todo el país, especialmente, en las regiones más afectadas por la violencia de los cárteles de la droga.

El ministerio del Interior "seguirá trabajando con el Consejo de Seguridad Nacional para evitar el riesgo de infiltración del crimen organizado en el proceso electoral", al tiempo que garantizará de todos los candidatos, destacan otros dos puntos.

"Cuidaremos y vigilaremos el buen funcionamiento de la infraestructura y la logística", ha destacado Poiré, al referirse a la creación de grupos de trabajo en la administración pública federal que hará seguimiento a la jornada electoral.

El Gobierno ha pedido además a la ciudadanía que denuncie "cualquier ilícito en materia electoral" ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).