25 de noviembre de 2010

México.- El Gobierno refuerza la presencia militar en Nuevo León y Tamaulipas para combatir el crimen organizado

MÉXICO DF, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno mexicano reforzará la presencia del Ejército en los estados de Nuevo León y Tamaulipas, fronterizos con Estados Unidos, en el marco de la 'Operación Noroeste' con el fin de combatir la presencia del crimen organizado, según ha anunciado este miércoles el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora.

El refuerzo supone el envío de miles de efectivos adicionales a estos dos estados "codiciadas por el crimen organizado", indicó el ministro, precisando que el Gobierno también ofrece todos los recursos para apoyar a autoridades estatales y municipales a que se cumpla la ley y garantizar la seguridad para desarticular a las organizaciones criminales, no sólo con la captura de "cabecillas", sino con el desmantelamiento de sus redes logísticas, operativas y financieras.

Según Blake, "en ningún momento se bajará la guardia ni se dará tregua". "Limpiar a México de la delincuencia, acabar con la ambición del poder y el dinero de los delincuentes y criminales ha llevado tiempo, y seguramente llevará más, pero el propósito es alcanzar la paz, el orden y la tranquilidad", aseguró el ministro, citado por 'El Universal'.

Por su parte, el portavoz gubernamental en materia de seguridad, Alejandro Poiré, explicó que se aumentará significativamente el despliegue de efectivos y se reubicará la fuerza disponible por parte de la Secretaría de Defensa Nacional, de la Armada, la Marina y de la Policía Federal.

"Esta operación coordinada Noreste, alineada con la estrategia de seguridad nacional, tiene como principales objetivos reforzar la presencia de la autoridad, continuar con el debilitamiento de las organizaciones criminales e impedir su reagrupamiento, a fin de garantizar la tranquilidad de los ciudadanos de la región", señaló Poiré.

El Operativo Noreste comenzó en enero de 2008 con el envío de efectivos militares y federales, incluidas fuerzas especiales para tratar de replegar a los cárteles del Golfo, del Pacífico y Los Zetas, quienes, según Poiré, son los que han recrudecido los enfrentamientos en esa región.