13 de abril de 2014

Grupos de autodefensas se enfrentan a 'templarios'

Grupos de autodefensas se enfrentan a 'templarios'
REUTERS

MÉXICO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Policías y miembros de los grupos de autodefensa han irrumpido en el municipio de Tingambato, ubicado en el estado mexicano de Michoacán, donde se han enfrentado con miembros de Los Caballeros Templarios y donde han llegado a retener al alcalde, Guadalupe Aguilera Rojas.

   Los grupos de autodefensa han entrado en la localidad en varios vehículos, con el objetivo de detener a integrantes de Los Caballeros Templarios. Entre las primeras acciones que han emprendido los autodefensas está la retención del alcalde y ocho miembros de la Policía local, ha informado el diario 'el Universal'.

   Además, varios autodefensas han llegado a enfrentarse a presuntos integrantes de los Templarios en medio de la feria del municipio, que se ha saldado con al menos dos heridos, según ha informado el medio local 'Quadratin', que ha entrevistado al portavoz del Consejo de Autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles.

   Mireles ha reiterado que los autodefensas no tienen previsto abandonar las armas pese a que el Gobierno haya dado como fecha máxima para su desarme el próximo 10 de mayo, además de exigir la liberación de los miembros que permanecen detenidos.

   Por otro lado, el portavoz de los autodefensas de Michoacán ha explicado que el movimiento tiene previsto irrumpir próximamente en el municipio de Uruapan.

   Este operativo es uno de los muchos que han realizado de forma conjunta las fuerzas de seguridad y las policías comunitarias en este estado mexicano desde que pactaran su alianza progresiva para expulsar al crimen organizado.

   La condición para esta fusión es que los grupos de autodefensa entreguen sus armas y se sometan a exámenes de capacidad antes de incorporarse a las fuerzas de seguridad, lo que está poniendo en peligro el proceso.

CRISIS MICHOACANA

   Michoacán vivió a principio de este año una de sus peores crisis de seguridad, a raíz de que los grupos de autodefensa asaltaran el municipio de Apatzingán, dando lugar a tiroteos, saqueos e incendios, incluso en la Alcaldía, que se saldaron con la muerte de una persona.

   A partir de ese momento, las también llamadas policías comunitarias irrumpieron en otras muchas localidades, lo que obligó al Gobierno de Enrique Peña Nieto a desplegar a las fuerzas federales y a crear el cargo de comisario federal de Seguridad de Michoacán.

   El objetivo de los grupos de autodefensa michoacanos es expulsar de la zona a Los Caballeros Templarios, que se han instalado en este estado para controlar este importante punto de la ruta de la droga hacia Estados Unidos, con el consecuente aumento de la violencia.

   En el último año se han multiplicado los grupos de autodefensa, sobre todo en las zonas rurales de México, con el único objetivo de erradicar el crimen organizado, según dicen, ante la pasividad de las autoridades y las fuerzas de seguridad.