30 de marzo de 2012

El Instituto Electoral prohíbe al Gobierno emitir mensajes sobre la lucha contra la inseguridad en México

MÉXICO DF, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La campaña para los comicios presidenciales ha comenzado este viernes con una clara advertencia del Instituto Federal Electoral al Gobierno de Felipe Calderón de no emitir mensajes sobre la lucha que lleva a cabo contra el crimen organizado hasta que se celebren los comicios el próximo 1 de julio, a fin de no confundirlos con propaganda política.

El IFE responde de esta manera a una solicitud presentada por el secretario de la Gobernación, Alejandro Poiré, para "transmitir mensajes vinculados al combate a la inseguridad" vinculados a una campaña contra la extorsión telefónica, una práctica que se ha extendido en México en los últimos años.

El proyecto presentado por Poiré consistía en un anuncio de televisión que exhortaba a las víctimas de las extorsiones a denunciar a los delincuentes a través de un número telefónico atendido por especialistas. "No se autorizó esta excepción, no podremos hacer esa campaña", ha informado en una rueda de prensa en el estado de Baja California (noroeste).

En la página de Internet de la Secretaría de la Gobernación aparece un aviso en el que aclara que a partir de este viernes y hasta el próximo 1 de julio quedan suspendidas las secciones de ese portal "que contienen difusión de programas, acciones, obras o logros de gobierno".

Lo que busca el IFE es que se cumpla con la legislación mexicana, especialmente, el artículo 41 de la Constitución que establece que durante las campañas electorales "deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental" por parte de todos los órganos federales, estatales y municipales.

Así las cosas, el Gobierno de Calderón no podrá en los próximos tres meses realizar actos en los que difunda los logros en materia de seguridad, ni tampoco emitir mensajes relacionados con la gran estrategia nacional que puso en marcha contra los cárteles de la droga cuando asumió el poder en diciembre de 2006.

Semanas antes de comenzar la campaña, la inseguridad y las más de 47.500 muertes ocurridas desde 2006 a causa de la guerra entre los cárteles del narcotráfico se habían convertido en el eje central del discurso de los precandidatos. Para Calderón, la lucha contra el crimen organizado forma parte de la columna vertebral de su gestión.

"Independientemente de ello estaremos cumpliendo todas las leyes y desde luego informando y dando la respuesta que requiere la ciudadanía con estricto apego a la ley, que nos impide promocionar logros y que nos pone algunas restricciones que estaremos cumpliendo", ha explicado Poiré.

ARRANCA LA CAMPAÑA

La campaña electoral para los comicios del 1 de julio ha comenzado este viernes teniendo como favorito al opositor Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con más del 40 por ciento de las preferencias.

Un eventual triunfo de Peña Nieto constituiría el regreso a la Presidencia del PRI, grupo político que gobernó en México durante casi ocho décadas hasta el año 2000 cuando el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) ganó las elecciones por primera vez en la historia de la mano de Vicente Fox.

En segundo lugar, se encuentra la representante del PAN, Josefina Vázquez Mota, quien poco a poco ha ido convenciendo al electorado desde que fue elegida candidata en unas primarias celebradas en febrero. Sin embargo, todavía se mantiene a más de diez puntos de distancia de Peña Nieto.

Otro de los candidatos es Andrés Manuel López Obrador, del Partido Revolucionario Institucional (PRD), quien por segunda vez consecutiva intentará llegar a la Presidencia de México, aunque en esta ocasión no tiene la misma fuerza que en la campaña anterior. Las últimas encuestas le otorgan cerca del 20 por ciento de las intenciones de voto.

Ninguno de los candidatos ha perdido tiempo y todos han comenzado a recorrer calles y a realizar mítines este mismo viernes. Se espera que ésta sea una de las campañas electorales mexicanas más intensas de los últimos años.

El próximo 1 de julio, los mexicanos elegirán no sólo al presidente de la República --que gobernará por un período de seis años-- sino también a un total de 2.126 cargos en el Parlamento y en varios niveles del poder regional y municipal.