12 de junio de 2006

México.- El Instituto Federal Electoral niega que haya firmado contrato alguno con el cuñado de Calderón

MÉXICO DF, 12 Jun. (EP/AP) -

El Instituto Federal Electoral (IFE) de México negó hoy que haya firmado o tenga contratos con un cuñado del candidato presidencial oficialista, Felipe Calderón, a quienes el aspirante del Partido de la Revolución Deocrática, Andrés Manuel López Obrador, acusó de beneficiarse de su relación familiar para conceder el segundo contratos con determinadas empresas al primero, e incluso de evadir impuestos.

El PRD declaró la semana pasada que el IFE se encontraba entre los clientes de la compañía Hidebrando S.A. de C.V., de Diego Zavala, hermano de la mujer de Calderón. Ante estas afirmaciones, el Instituto presentó hoy un informe en el que niega tener relación directa o indirecta con él o su empresa.

Además, la entidad anunció que ordenará una auditoría financiera y contable al informe que presentó con el propósito de confirmar el contenido y ratificar que no existe relación alguna con Zavala o su compañía.

La oposición había reclamado que se verificara si la empresa tenía algo que ver con el padrón electoral o el programa de resultados electorales preliminares que se aplicará el día de los comicios, que se celebrarán el próximo 2 de julio.

"SÓLO REPORTÓ 140 MILLONES"

El señalamiento contra Zavala provino en principio de López Obrador durante el debate presidencial de la semana pasada, en el que dijo que el cuñado de Calderón, a quien calificó de "incómodo", había ganado más de 200 millones de dólares (158,8 millones de euros) por contratos con el Gobierno obtenidos gracias al candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), cuando era ministro de Energía, y que no había pagado impuestos.

Un día después, el PRD señaló que esa cantidad eran los ingresos de 2002 a 2005 de Hildebrando, y afirmó que sólo reportó a Hacienda unos 140 millones de dólares (111,2 millones de euros), con lo cual evadió, según este partido, el pago de impuestos.

El partido atribuyó las ganancias a contratos que la empresa obtuvo con oficinas gubernamentales, incluidas Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), organismos descentralizados dependientes de la Secretaría de Energía, cartera que ocupó Calderón de 2003 a 2004. Calderón ha rechazado cualquier irregularidad e incluso Zavala presentó el viernes una demanda civil por daño moral contra López Obrador.