3 de septiembre de 2006

México.- John es rebajado a la categoría de tormentra tropical tras tocar tierra en Baja California

CABO SAN LUCAS (MÉXICO), 3 Sep. (EP/AP) -

El huracán John se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical horas después de que tocar tierra en el sur de la península de Baja California, donde arrancó tejados, provocó apagones y derribó carteles publicitarios.

John era un huracán de categoría 2 con vientos de 160 kilómetros por hora cuando tocó tierra cerca de aldeas aisladas al noreste de Los Cabos el viernes por la noche. El sábado por la mañana había descendido a categoría 1 con vientos de casi 150 k/h, y posteriormente se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical, con una fuerza de 96 k/h.

El huracán no golpeó directamente el centro turístico de Cabo San Lucas, pero azotó la región al noroeste de La Paz, una ciudad de más de 150.000 habitantes donde provocó apagones, derribó árboles y levantó por los aires varios anuncios publicitarios. El gobierno mexicano emitió una advertencia de tormenta tropical desde Punta Eugenia hasta Santa Fe.

Hasta el momento, las autoridades no han informado acerca de muertes por la presencia de la tormenta en La Paz, pero la península fue azotada por fuertes lluvias este sábado. Un hombre sobrevivió después de ser arrastrado cinco kilómetros por un torrente.

La tormenta se localizaba a unos 112 kilómetros al sur de Loreto, un centro de casas de verano de estadounidenses que está experimentando un rápido crecimiento. Se desplazaba a 13 kilómetros por hora con la posibilidad de que permaneciera en la península durante un día antes de entrar a aguas del Océano Pacífico y desaparecer, de acuerdo con el último informe del Centro Nacional de Huracanes de Miami.

El alcalde de Los Cabos, Luis Armando Díaz, afirmó que se habían registrado daños en casas y que una carretera resultó afectada en un tramo costero entre la ciudad y La Paz.

Un hombre cuyo vehículo fue desplazado por una inundación repentina fue encontrado con vida a cinco kilómetros de distancia, sujeto a las ramas de un árbol. Se encuentra estable en un hospital local, dijo el portavoz del gobierno de Los Cabos, Jorge Castaneda.