20 de julio de 2012

México.- López Obrador asegura que defenderá el voto mediante una estrategia muy diferente a la de 2006

México.- López Obrador asegura que defenderá el voto mediante una estrategia muy diferente a la de 2006
EUROPA PRESS/PRENSA AMLO

MÉXICO DF, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Andrés Manuel López Obrador, candidato por el Movimiento Progresista, ha asegurado este viernes que defenderá el voto de los mexicanos mediante una estrategia legal y política muy diferente a la que emprendió en el año 2006, cuando promovió intensas manifestaciones y hasta se proclamó mandatario "legítimo".

López Obrador ha anunciado este compromiso el mismo día en el que ha dado a conocer el "Plan Nacional de Defensa de la Democracia y la Dignidad de México" que tiene como principal objetivo presionar al Instituto Federal Electoral (IFE) para que se pronuncie sobre el recurso de invalidez de los comicios celebrados el pasado 1 de julio, en los que resultó ganador Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Internacional (PRI).

"No aceptamos el que se instaure una república de mercado donde el dinero lo resuelva todo, no aceptamos vivir en un país caracterizado por la corrupción, por eso es este movimiento", ha afirmado.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) --que forma parte del Movimiento Progresista-- y el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) han emprendido acciones conjuntas para denunciar al PRI por el uso de dinero ilícito en su campaña y la compra de votos a cambio de tarjetas de alimentación y de telefonía móvil.

Como parte de su estrategia, el PRD continuará entregando pruebas al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) del fraude que habría cometido el PRI para garantizar su retorno al poder, después de doce años en la oposición.

"Aquí estamos, y esto lo quiero advertir, apenas en el inicio de todo lo que significó el uso ilegal de dinero de procedencia ilícita es la punta de la madeja, van a salir más cosas", ha afirmado el líder de izquierdas.

El PRI divulgó el jueves documentación en la que reconoce que compró más de 7.800 tarjetas prepago, pero dejó claro que no las utilizó para comprar el voto de los electores, sino para pagar al personal acreditado en las mesas de sufragio.

Según López Obrador, esto demuestra que los líderes del PRI "están muy nerviosos" frente a la decisión judicial que se pueda emitir próximamente. "Tengo información que se están reuniendo cada media hora, están consumiendo cientos de litros de café porque se les pilló, los agarramos", ha celebrado.

SIN MANIFESTACIONES

Se espera que el tribunal electoral se pronuncie a más tardar el 6 de septiembre sobre el recurso de invalidez presentado por el PRD, hasta entonces se realizarán manifestaciones y jornadas de consultas, pero no con la misma intensidad y tono que tuvieron lugar en 2006, cuando López Obrador perdió por menos de un punto porcentual frente al actual mandatario, Felipe Calderón.

En esa ocasión, el líder de izquierdas protagonizó intensas protestas para que el IFE hiciera un recuento voto por voto y pusiera en evidencia el supuesto fraude que permitió al PAN continuar en el poder. Ante el fracaso de sus esfuerzos, López Obrador se autoproclamó "presidente legítimo" de México en un acto masivo en el centro de la capital, hecho que afectó su imagen dentro y fuera de su país.

Ahora, trabajará en conjunto con varias organizaciones para que sean los propios ciudadanos los que "hagan llegar todas las evidencias, pruebas, documentos, fotografías, vídeos y tarjetas que fueron utilizadas por el PRI para comprar y coaccionar votantes antes y durante las elecciones" del pasado 1 de julio.

Peña Nieto ganó los comicios con el 38,21 por ciento de los votos, sumando más de 19,2 millones de votos, mientras que López Obrador obtuvo el 31,59 por ciento, unos 15,8 millones de sufragios, según el último recuento del IFE.