7 de julio de 2012

México.- López Obrador insiste en que la elección de Peña Nieto "fue totalmente falsificada" por la compra de votos

MÉXICO DF, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El candidato de la coalición mexicana Movimiento Progresista para las pasadas elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, insistió el viernes en que la victoria de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), "fue totalmente falsificada" por la compra de votos.

"Vamos a demostrar la hipótesis de que se compró la elección", dijo López Obrador durante una rueda de prensa en la que siguió sin reconocer a Peña Nieto como presidente electo, pese al recuento definitivo presentado por el Instituto Federal Electoral (IFE). Según las cifras expuestas por la comisión oficial, el candidato del PRI aventajó al de izquierdas en siete puntos porcentuales.

López Obrador adelanto que su coalición política sigue trabajando "para demostrar con seriedad y precisión" no sólo la manipulación electoral, sino para aclarar "cuánto compraron y dónde". Lo harán, según ha dicho, "en el marco de la legalidad", sin entrar a anunciar ninguna movilización popular como las que organizó en 2006, tras los comicios en los que se impuso Felipe Calderón.

"No puede imponerse la antidemocracia. Es una vergüenza nacional", recriminó, al describir un escenario con índices de participación sospechosos en algunas zonas donde gobierna el PRI y donde la asistencia a las urnas sobrepasó la media a nivel nacional, fijada por el IFE en el 62 por ciento.

López Obrador ironizó con la "mucha convivencia cívica" y acusó al PRI de aprovechar la pobreza de algunas áreas rurales para promover "un tráfico inmoral y deshonesto", según declaraciones recogidas por los medios mexicanos.

El candidato izquierdista presentó ayer más de 3.500 tarjetas de un conocido supermercado mexicano que, según él, fueron utilizadas por el PRI para comprar votos. Las tarjetas pertenecen al supermercado Soriana, una cadena muy conocida en México, y se podían canjear por compras valoradas entre cien y mil pesos (entre 6 y 60 euros).

EL PRI RESPONDE

El PRI devolvió parte de las críticas a López Obrador acusándole, a través de queja presentada en el IFE, de recibir dinero del empresario Julio Villarreal, presidente del Grupo Empresarial Villacero. La denuncia del PRI se basa en una información periodística que señala sucesivos pagos a la campaña de López Obrador de 50 y 60 millones de pesos (entre 3 y 3,6 millones de euros) y apunta un compromiso adicional para la entrega de 30 millones (1,8 millones de euros) más.

El Partido Acción Nacional (PAN) ya había denunciado al candidato del Movimiento Progresista por superar, supuestamente, el límite máximo de gastos en campaña.