2 de octubre de 2006

México.- México enviará una nota diplomática a Washington para pedir a Bush que vete la ley sobre el muro fronterizo

MEXICO DF, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de México expresó hoy "su más enérgico rechazo" al establecimiento de un muro en la zona fronteriza con Estados Unidos, y señaló que la decisión tomada por el Congreso de Estados Unidos sólo "lastima" la relación bilateral en su conjunto, según informa la prensa local.

El portavoz presidencial, Rubén Aguilar, adelantó que el Ministerio de Asuntos Exteriores mexicano a través de los canales diplomáticos correspondientes solicitará al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que vete esta ley aprobada por su Congreso "porque no resuelve los problemas de seguridad ni los migratorios".

Por ello, Exteriores enviará en las próximas horas una nota diplomática al Gobierno de Washington para expresarle su preocupación por la aprobación de una ley en el Congreso de Estados Unidos, que permite la construcción del polémico muro de más de 2.200 kilómetros en la frontera común.

Aguilar precisó que esta aprobación es contraria al espíritu de cooperación que debe prevalecer entre los dos países para garantizar la seguridad en la frontera común ya que propicia un clima de tensión en las comunidades fronterizas y genera divergencias en lugar de convergencias entre ambos gobiernos.

En este sentido, dijo que si bien México respeta el derecho de cualquier estado a adoptar las medidas en su territorio que estime convenientes para su propia seguridad, la atención adecuada al fenómeno migratorio entre México y Estados Unidos necesita un enfoque integral basado en el principio de responsabilidad compartida.

El portavoz de Los Pinos opinó que las medidas parciales y exclusivamente concentradas en la seguridad "niegan la realidad y representan en el contexto actual más una respuesta política que una solución viable a este problema", por lo que anunció que ante tal consideración, México enviará una nota diplomática de protesta.

"El Gobierno de México reitera su compromiso indeclinable con la protección y el respeto de los derechos de nuestros connacionales en el exterior y no escatimará esfuerzo alguno en la consecución de dicho objetivo", expuso Aguilar en una multitudinaria conferencia de prensa en Los Pinos.

Por último, insistió en que el Gobierno mexicano no está de acuerdo con la medida, aunque respeta las decisiones soberanas de los países, pero que no es a partir de la construcción de muros como habrá de resolverse el problema de la seguridad en Estados Unidos ni el problema migratorio.