17 de marzo de 2007

México.- México es el país más peligroso para ejercer el periodismo, según la Sociedad Interamericana de Prensa

CARTAGENA (MÉXICO), 17 Mar. (EP/AP) -

México se ha convertido en el país más peligroso de la región para ejercer el periodismo debido a la violencia de las mafias del narcotráfico que han matado impunemente a siete periodistas desde octubre, según revela el informe que los medios mexicanos presentaron a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Gonzalo Marroquín, declaró que "México se ha convertido en el país en donde es más peligroso" ser periodista. "Ejercer el periodismo en México sigue siendo una actividad de muy alto riesgo, ya que entre octubre y febrero de este año se han registrado los asesinatos de siete periodistas, la desaparición de dos más y ocho casos de amenazas", indicó Juan Healy, de la red de periódicos Healy, al leer el informe de la situación de su país.

"El crimen organizado y los abusos de las autoridades en el poder persisten como las amenazas principales, así como la impunidad de estas agresiones", recalcó.

Al narrar la serie de asesinatos que golpeó al sector en el semestre pasado, recordó la muerte en octubre del fotógrafo estadounidense de Indymedia, Bradley Wheyler, que falleció de un disparo en el pecho cuando cubría los choques entre maestros y la Policía en el estado de Oaxaca.

Ese mismo mes fue hallado muerto en Durango con dos tiros en la cabeza el periodista Guevara Guevara Domínguez; en noviembre mataron en Guerrero a Misael Tamayo que tenía señales de tortura, a José Nava lo apuñalaron siete veces en su apartamento de Ciudad de México y Roberto García apareció acribillado en una carretera de Veracruz, igual que el 1 de diciembre apareció Adolfo Sánchez.

Un 'comando' de pistoleros llegó incluso a entrar en la redacción del diario 'El Gráfico' de Oaxaca para matar el 8 de diciembre al editorialista Raúl Marcial Pérez.

José García, director del semanario 'Ecos' de la Cuenca de Michoacán y Rodolfo Rincón son dos periodistas que se encuentran desaparecidos desde noviembre y enero, respectivamente.