25 de julio de 2006

México.-El PAN espera que López Obrador acepte reunirse con Calderón tras del intercambio de cartas entre los candidatos

CIUDAD DE MÉXICO, 25 Jul. (EP/AP) -

El Partido de Acción Nacional (PAN) de México espera que su abanderado Felipe Calderón pueda reunirse pronto con su más directo rival en las presidenciales del pasado 2 de julio, Andrés Manuel López Obrador (Partido de la Revolución Democrática), después de un intercambio de cartas sobre el proceso electoral del que aún no se ha obtenido un ganador definitivo.

El portavoz y secretario general adjunto del PAN, César Nava, explicó a AP que a su partido le parece "imprescindible establecer canales de comunicación, de diálogo, para posteriores entendimientos", y que confía en que las cartas que se enviaron ayer, lunes, los contendientes puedan derivar en un encuentro personal.

No obstante, poco después el portavoz de la formación de López Obrador, César Yáñez, indicó a AP que no tienen "ninguna intención" de mantener un encuentro con el partido conservador.

López Obrador envió ayer por la tarde una carta a Calderón en la que le pidió aceptar su propuesta de recuento de cada voto emitido en los comicios presidenciales, ya que de lo contrario podría convertirse en un presidente "espurio" y "sin autoridad moral ni política".

Apenas unas horas después, Calderón le respondió diciendo que es el Tribunal Federal Electoral el que debe decidir sobre un eventual recuento de votos y no de los candidatos. Al final de su carta, el conservador reiteraba su invitación para dialogar "sobre el momento tan importante que vive el país". "Lo invito con sinceridad a que, por encima de nuestras divergencias, identifiquemos nuestras coincidencias", agregaba.

DIFERENCIA DE 0,58 PUNTOS

En un cómputo oficial realizado entre el 5 y 6 de julio, Calderón obtuvo el primer lugar con una ventaja de 243.934 sufragios, es decir, de 0,58 puntos porcentuales, sobre López Obrador, quien se negó a reconocer el resultado y lo impugnó ante el tribunal junto con la petición del recuento.

La institución electoral tiene hasta el 31 de agosto para resolver las impugnaciones y declarar a un presidente electo no más allá del 6 de septiembre si es que valida los comicios. El candidato ganador tomaría entonces posesión del cargo el 1 de diciembre.

López Obrador ha llamado a la resistencia civil para presionar al tribunal a que ordene el recuento y las primeras acciones ya se han traducido en concentraciones frente a compañías que, según indicaron los manifestantes, volcaron su apoyo a Calderón para evitar que el candidato izquierdista ganara.

Simpatizantes de López Obrador, incluida la actriz María Rojo, comenzaron hoy ayunos de 24 horas frente a las oficinas del tribunal y anunciaron que permanecerán allí hasta que resuelva las impugnaciones.

Otro grupo erigió un ring de lucha libre en el Zócalo, la principal plaza de la capital, en la que luchadores con máscaras del presidente, Vicente Fox, y del ex mandatario Carlos Salinas eran sometidos por un hombre con una máscara de López Obrador.