1 de septiembre de 2012

Peña Nieto apela a la unidad en el cambio de ciclo para apuntalar la democracia en su primer discurso oficial

MÉXICO DF, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El flamante mandatario de México, Enrique Peña Nieto, ha pronunciado este viernes su primer discurso tras ser investido oficialmente presidente méxicano, apelando a la unidad en este cambio de ciclo para apuntalar la democracia en el país.

Tras la ceremonia oficial ante la plana mayor de la Justicia mexicana, Peña Nieto ha tratado de aplacar las advertencias del líder de la izquierda mexicana Andrés Manuel López Obrador, que este viernes ha llamado a los ciudadanos a la "desobediencia civil" , reivindicando de nuevo la victoria fraudulenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los comicios de julio.

"Es tiempo de mirar hacia adelante, de construir, de avanzar unidos, es claro el mandato ciudadano, los partidos y los actores políticos debemos privilegiar el diálogo, el entendimiento y el acuerdo", ha recalcado Peña Nieto.

"Juntos todos, por encima de nuestras diferencias, hagamos realidad la gran hazaña, la de transformar a México (...), de escribir un nuevo capítulo de éxito en la historia nacional", ha añadido.

En clara alusión a la férrea oposición que está escenificando López Obrador y las divergencias con los demás partidos del espectro político mexicano, Peña Nieto ha abogado por "hacer de la pluralidad una fortaleza", así como por "conservar y fortalecer" la democracia.

"Estoy convencido de que ha llegado el momento de dar el siguiente paso, pasar de una democracia electoral a una democracia de resultados", ha apostillado el presidente mexicano.

Peña Nieto ha reincidido en la normalidad y civismo que se vivió durante la jornada electoral del pasado 1 de julio, en la que acudieron a las urnas más de 50 millones de mexicanos, para retratar su modelo de gobierno.

"México tendrá una Presidencia moderna, responsable, abierta a la crítica, dispuesta a escuchar y tomar cuenta a todos los mexicanos", ha señalado. "Es el tiempo de la labor conjunta de las instituciones públicas para afrontar con responsabilidad y visión de Estado los retos que el país atraviesa. Es tiempo de compromiso y de responsabilidad ciudadana", ha continuado.

En el plano económico, Peña Nieto ha apostado por convertir a México en una "potencia emergente", impulsando el atractivo turístico del país como uno de los principales motores, según informan medios locales.