15 de junio de 2012

México.- Peña Nieto elige como asesor de seguridad al exjefe de la Policía colombiana Óscar Naranjo

MÉXICO DF, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, ha presentado al exjefe de la Policía Nacional de Colombia Óscar Naranjo como asesor para las cuestiones de seguridad en caso de que el próximo 1 de julio se alce con la victoria en las elecciones presidenciales.

Peña Nieto aseguró el jueves en rueda de prensa junto a Naranjo que eligió al exjefe de Policía colombiano por haber conseguido reducir la tasa de asesinatos en Colombia y sus éxitos contra las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC) desde que asumió la dirección de la Policía colombiana en 2007.

"Debido a esta experiencia, de este éxito y del reconocimiento que hay a su trayectoria profesional, no sólo en su país sino en el ámbito internacional, solicité amablemente que aceptara asesorar a un servidor", ha explicado Peña Nieto.

Naranjo, que abandonó el martes su cargo, será asesor personal del priísta solo en caso de que esté consiga el triunfo en las presidenciales. El exjefe de Policía colombiano aseguró que no participará en la campaña mexicana.

"Por respeto a México, por respeto a este proceso electoral, no emitiré juicio de valor alrededor de candidatura alguna. No participaré ni con respuestas ni con afirmaciones alrededor de este proceso", afirmó.

Naranjo indicó que asesorará a Peña Nieto para que la política de seguridad se convierta en una causa estatal y "no de partidos". "Ha llegado la hora de que México se fije un horizonte y que lo más pronto posible, interrumpa esta cadena de violencia", explicó.

El policía colombiano defendió el Plan Colombia impulsado por Estados Unidos para su país ya que permitió que dicha nación latinoamericana no se convirtiese en un "narco estado". Además, defendió la lucha de México contra el narcotráfico, aunque reconoció "los grandes sacrificos" hechos por el país.

La figura de Naranjo es un tanto controvertida ya que durante su mandato, las fuerzas de seguridad colombianas acabaron con la vida del líder de las FARC Raúl Reyes en 2008 en territorio ecuatoriano. Esta incursión provocó un conflicto diplomático entre Bogotá y Quito.

Además, Naranjo fue el encargado de desvelar algunos detalles sobre la información que contenía el ordenador de Raúl Reyes que indicaba que las FARC mantenía relaciones con el Gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y con el presidente venezolano, Hugo Chávez.