2 de diciembre de 2012

México.- Peña Nieto suscribe con los principales partidos el Pacto por México

MÉXICO DF, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y los líderes de los tres principales partidos políticos mexicanos han suscrito este domingo el denominado Pacto por México, cinco acuerdo para profundizar en la democratización y mejorar la gobernanza del país.

El pacto se compone de cinco acuerdos: Sociedad de Derechos y Libertad, Crecimiento Económico, Empleo y Competitividad, Seguridad y Justicia, Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción y Gobernabilidad Democrática y cuenta con el respaldo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Peña Nieto, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido de Acción Nacional (PAN).

Peña Nieto ha destacado que en el acuerdo están reunidas las principales fuerzas políticas mexicanas. "Es prueba inequívoca que con voluntad política y visión compartida de futuro, la transformación del país será posible. Más allá de los buenos propósitos esta iniciativa nos permitirá construir el futuro a partir de objetivos compartidos", ha declarado durante el acto oficial, celebrado en el Alcázar de Chapultepec.

El flamante mandatario mexicano ha instado a las demás fuerzas políticas, así como a organizaciones sociales, sindicales y medios de comunicación a sumarse al pacto.

El líder del PAN, Gustavo Madero Muñoz, ha destacado que el Pacto por México es una gran señal que debe traducirse en propuestas legislativas para hacerlo una realidad. Sin embargo, ha advertido que este acuerdo "no cancela las diferencias entre las fuerzas políticas ni el espíritu crítico de su partido, pero abre una gran oportunidad para lograr el desarrollo de México". Asimismo, celebró la "audacia" del presidente Enrique Peña Nieto al recoger las propuestas de todos los partidos políticos.

Por su parte, el líder del PRD, Jesús Zambrano, reconoció que ninguna fuerza política puede por sí sola sacar adelante al país, por lo que vale la pena "tomar de frente el riesgo" y escuchar a las organizaciones de la sociedad civil.

"Sabemos que es un riesgo, pero vale la pena tomarlo y el PRD está decidido a ser izquierda responsable, no le apuesta al desastre, la gente quiere certidumbre de que otro México es posible en la democracia", ha argumentado. "Queremos el crecimiento y el desarrollo económico", "no queremos la violencia, no podemos aceptarla y mucho menos avalarla", ha agregado.