14 de julio de 2006

México.- El PRI expulsa del partido a la polémica líder del sindicato de maestros Elba Esther Gordillo

MEXICO DF, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha expulsado de sus filas a la polémica líder del sindicato de maestros y ex secretaria general del partido, Elba Esther Gordillo, medida adoptada por la Comisión de Justicia Partidaria que ha sido inmediatamente criticada por los gobernadores de Sonora, Durango e Hidalgo.

La Comisión de Justicia, que aprobó la expulsión por unanimidad y ya es efectiva, acreditó el apoyo de la dirigente sindical a la creación del Partido Nueva Alianza (Panal) así como injurias de Gordillo contra dirigentes y candidatos 'priístas', según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

Marta Tamayo, presidenta de la comisión, informó de que las causas de expulsión se acreditaron a través de notas publicadas en medios de comunicación certificadas ante notario. Además, cuando no asistió el 2 de diciembre a la audiencia para desahogar pruebas fue declarada confesa de haber apoyado la separación de sindicatos.

De acuerdo con la comisión, Gordillo incurrió en los siguientes supuestos. Desprestigió candidaturas y obstaculizó las campañas respectivas, apoyó a partidos antagónicos al PRI, promovió proselitismo de otros partidos y profirió injurias contra candidatos priístas.

Fuentes cercanas a Gordillo señalaron que su expulsión supondrá el inicio de una crisis que llevará al PRI a su "aniquilamiento". Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación adelantó que en breve habrá una desbandada de profesores que prácticamente desmantelará la estructura del partido en casi todo el país.

"El PRI vive la crisis más grave de su historia y se equivoca el actual grupo dominante si cree que se va a quedar con el partido. La culpable del fracaso no es Gordillo, sino quienes rodearon a Roberto Madrazo y lo traicionaron, entre ellos Manlio Fabio Beltrones y César Augusto Santiago", aseguró el gobernador de Sonora, Eduardo Bours.

En este sentido, el mandatario estatal consideró "una tontería más" la expulsión de Gordillo y advirtió de que un nutrido grupo de gobernadores -cuyos nombres no quiso revelar- y otros militantes distinguidos del PRI darán la batalla "desde adentro" para salvar al partido.