17 de octubre de 2012

México.-La Procuradoría tramita la exhumación de los cuerpos de los padres de El Lazca para confirmar su identidad

MÉXICO DF, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de la República (PGR) de México está tramitando la exhumación de los cadáveres de los padres de Heriberto Lazcano Lazcano, 'El Lazca', exlíder de Los Zetas, con el objetivo de conseguir muestras de ADN para confirmar que el narcotraficante fue abatido por la Policía, ya que el cuerpo fue robado del depósito de cadáveres.

Un grupo armado robó el lunes de la semana pasada el cuerpo del líder de Los Zetas, que falleció el día anterior en el curso de un enfrentamiento con militares en Coahuila (noreste).

Aunque las autoridades mexicanas confirmaron que habían abatido a 'El Lazca', se están realizando nuevas pruebas para verificar que los restos que aún conservan bajo custodia pertenecieron al narcotraficante.

El director de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), José Cuitláhuac Salinas, ha explicado que ha sido imposible localizar a las hermanas de Lazcano Lazcano, por lo que se estudia la posibilidad de exhumar los cuerpos de los progenitores tras localizarse su tumba.

Salinas ha explicado que se tomarán "todas las medidas sanitarias necesarias, pues el deceso de los progenitores del capo se registró hace varios años", según ha informado el diario 'El Universal'.

Las autoridades mataron al líder de Los Zetas durante un intercambio de disparos en el que también murió otro miembro de la banda. El líder de Los Zetas, considerado el segundo narco más buscado de México, portaba un fusil R-15 adaptado para un lanzagranadas y que llegó a utilizar contra los efectivos de la Marina. Los militares localizaron a bordo del vehículo lanzacohetes, granadas y cartuchos de distintos calibres.

'El Lazca' es uno de los fundadores y el principal líder de Los Zetas, antiguo brazo armado del Cártel del Golfo, por el que la Procuraduría General ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (1,8 millones de euros) por cualquier información que llevase a su captura.