4 de diciembre de 2013

México.- El Senado de México aprueba la reforma política, que prevé la reelección

México.- El Senado de México aprueba la reforma política, que prevé la reelección
REUTERS

MÉXICO DF, 4 Dic. (Reuters/EP) -

El Senado de México ha aprobado este martes en lo general una reforma política que incluye, entre otras medidas, la reelección legislativa consecutiva, que la oposición exigía como condición para iniciar las discusiones a un proyecto energético clave para el Gobierno, con el que busca impulsar la estancada producción de petróleo y gas en el país.

Los senadores han aprobado la iniciativa con 106 votos a favor, 15 en contra y una abstención, pero seguirán discutiendo por varias horas artículos reservados de la norma, que deberá recibir además el visto bueno del Congreso.

Durante el lunes, la reforma política fue aprobada por cuatro comisiones donde estuvieron ausentes los senadores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que se retiraron de las negociaciones tras acusar a los otros dos principales partidos de negociar en privado la reforma energética.

La reforma política, que permitirá la reelección legislativa y de alcaldes, así como que el presidente pueda optar por un gobierno de coalición, fue presentada como condición por el derechista Partido Acción Nacional (PAN) --segunda fuerza en las dos cámaras legislativas-- para apoyar la iniciativa energética.

CONTENIDO DE LA REFORMA

La reforma política propone crear un Instituto Nacional Electoral (INE), que reemplazaría al actual Instituto Federal Electoral (IFE) y se involucraría también en comicios estatales, además de los legislativos y presidenciales.

A partir de 2018 los diputados y senadores podrán aspirar a la reelección: Los senadores por un periodo adicional para completar un total de 12 años y los diputados por tres periodos consecutivos más para un total también de hasta 12 años. Actualmente, los legisladores federales sólo pueden permanecer en el Congreso cambiando de una cámara a la otra.

Además, la reforma contempla cambiar la Constitución para permitir que los estados decidan si abren paso a la reelección directa de alcaldes y diputados en las legislaturas estatales.

Los legisladores dejaron fuera de la reforma la segunda vuelta electoral que impulsaba la oposición para dar claridad al vencedor en las presidenciales a la que se opuso el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Por otra parte, el cambio plantea dar autonomía a la actual Procuraduría General de la República, que cambiaría de nombre a Fiscalía General de la Nación y cuyo titular sería nombrado por el presidente a partir de una lista de 10 candidatos que presente el Senado.

También otorga al Congreso la facultad de ratificar al gabinete en caso de que el presidente opte por un gobierno de coalición cuando su partido no tenga mayoría en las cámaras. En caso de que el presidente no opte por el gobierno de coalición, de todas formas sería ratificado el nombramiento del canciller por parte del Senado y el del Secretario de Hacienda por la Cámara de Diputados.

REFORMA ENERGÉTICA

Una vez aprobada esta reforma por el pleno, los senadores planean discutir la reforma energética.

El Gobierno propuso un esquema de utilidad compartida para los inversores privados que participen en la industria petrolera local. Mientras que el opositor PAN propuso otorgar concesiones, lo que sería la mayor apertura del estratégico y sensible sector petrolero del país.

El PRD rechaza los proyectos del Gobierno y del PAN en materia de reforma energética ya que alega que privatiza el petróleo.