30 de agosto de 2006

México.- Terminan sin resultados las primeras negociaciones para terminar con los desórdenes en Oaxaca

MÉXICO, 30 Ago. (EP/AP) -

Los representantes del sistema educativo y de una agrupación social que mantienen paralizada la capital del estado sureño de Oaxaca en demanda de la salida del gobernador, concluyeron el martes sin acuerdos una reunión con el secretario de Gobernación, Carlos Abascal, que ha decidido mediar en un conflicto de más de tres meses.

Abascal acordó volver a recibirlos el próximo jueves para analizar propuestas concretas sobre cómo solucionar un conflicto que en las últimas semanas se ha tornado violento y mantiene alejado al turismo que permanentemente visita Oaxaca, una ciudad colonial y con vestigios prehispánicos.

En el encuentro no participaron representantes del gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, que de antemano ha dicho que no dejará su cargo.

En Oaxaca, cientos de escuelas, supermercados, bancos, pastelerías y restaurantes cerraron el martes sus puertas, como parte de un paro de 24 horas organizado por dirigentes empresariales para protestar por el daño que ha provocado a sus actividades el conflicto.

"En el encuentro se reconoció la importancia que reviste el diálogo y la conveniencia de mantenerlo abierto para alcanzar las soluciones que beneficien de manera efectiva al pueblo oaxaqueño", señaló la Secretaría de Gobernación en un comunicado al término del encuentro del martes.

En el texto, signado también por el sindicato magisterial y la llamada Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), se informó que los grupos en conflicto realizarán reuniones de consulta para analizar alternativas de solución.

Grupos empresariales dijeron el martes que el 95% de los comercios fueron cerrados, muchos de ellos con banderas blancas en sus entradas como símbolo de que desean concluya el conflicto. Sólo algunas farmacias y estaciones de gasolina permanecieron abiertas.

"Esto demuestra que la ciudadanía en general está mostrando su repudio a la violencia, que quiere paz y estabilidad social", dijo José Escobar, líder local de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al menos 40.000 profesores ocuparon la plaza principal de ciudad de Oaxaca en mayo, en demanda de un incremento salarial.

Pero después de que el gobernador Ruiz, del Partido Revolucionario Institucional, enviara a la Policía a desalojarlos, miles de izquierdistas, anarquistas y estudiantes se sumaron a la protesta, quemando autobuses, tomando estaciones de radio y televisión, levantando barricadas y cubriendo edificios con pintadas.

Los manifestantes demandan ahora la renuncia de Ruiz, mientras dos personas ya han muerto y decenas más han sido heridas en las protestas.

El Gobierno del presidente Vicente Fox envió a dos grupos de representantes a Oaxaca en los meses recientes, pero las negociaciones fracasaron luego de que los manifestantes se negaron a desistir en su demanda de que renunciara Ruiz.

Los dirigentes gremiales y una asamblea ciudadana creada para supervisar la huelga aceptaron negociar bajo la condición de que Abascal participara y Ruiz no estuviera presente.