18 de enero de 2007

México.- Todos los partidos acuerdan pedir al Gobierno que denuncie ante la Fiscalía la especulación con el maíz

CIUDAD DE MÉXICO, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Diputados de todos los partidos mexicanos acordaron hoy demandar a los ministerios de Agricultura y Economía que denuncien ante la Procuraduría General de la República (Fiscalía) a los intermediarios que especulan con maíz y acaparan su producción, provocando fuertes subidas en el precio de la tortilla.

Aunque el punto de acuerdo, avalado por los ocho partidos políticos representados en la Cámara de Diputados, no señala culpables, legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT) y Convergencia --que formaron la coalición Por el Bien de Todos en las elecciones del pasado año-- acusaron directamente a las empresas Maseca, Minsa y la transnacional Cargill de haber acaparado toneladas de maíz y haber recibido subsidios millonarios por parte del Gobierno para que pudieran exportar maíz a Estados Unidos y África.

Ricardo Monreal, senador del PRD e integrante de la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados, propuso que esas dependencias presenten una denuncia ante la Fiscalía para que sea ésta la que indague y sancione a quienes generaron la escalada de precios, que ha provocado la conocida ya como 'crisis de la tortilla', según informa el diario local 'Proceso'.

Por su parte, el senador del Partido Revolucionario Institucional Carlos Lozano pidió la comparecencia de los ministros de Economía, Agricultura y Desarrollo Social, Eduardo Sojo, Alberto Cárdenas y Beatriz Zabala, respectivamente, para que expliquen cómo podría adecuarse el apartado agrícola del Tratado de Libre Comercio (TLC) y evitar así una competencia desigual entre los productores de México, Estados Unidos y Canadá.

En apoyo al PRD, los legisladores 'priístas' pidieron también estas comparecencias para que el Gobierno "explique cuál es su relación con la transnacional Cargill", ya que sólo el año pasado, según aseguraron, recibió de parte del Ejecutivo un subsidio de 50 millones de pesos (más de tres millones y medio de euros), con lo que pudo exportar maíz a África.

"Es necesario una explicación sobre estos subsidios, ya que mientras se apoya a las grandes empresas para que exporten maíz, a los productores y comercializadores nacionales no se les están dando los apoyos necesarios para colocar sus productos en el mercado internacional", manifestó senador del PRI.

Por último, la posición del Partido de Acción Nacional (PAN) --formación política en el Gobierno-- en la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados sólo fue respuesta a la negociación que en los últimos días logró con la oposición el ministro de Hacienda, Agustín Carstens, sobre el aumento al precio de la leche Liconsa a partir del próximo año.