6 de febrero de 2019

México, Uruguay y los países del CARICOM proponen un mecanismo de diálogo para la crisis en Venezuela

Desvelan el Mecanismo de Montevideo y recalcan que "la única vía" es "el diálogo para la negociación"

México, Uruguay y los países del CARICOM proponen un mecanismo de diálogo para la crisis en Venezuela
GOBIERNO DE MÉXICO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de México, Uruguay y los países que integran la Comunidad del Caribe (CARICOM) han propuesto este miércoles un mecanismo de diálogo para intentar resolver la "compleja situación" en Venezuela, tras una cumbre celebrada durante la jornada en Montevideo.

En un comunicado conjunto, estos gobiernos ha recalcado que "la única vía" para hacer frente a la crisis en el país "es el diálogo para la negociación, desde una perspectiva de respeto al Derecho Internacional y a los Derechos Humanos".

"La posición histórica de nuestros países ha sido y será siempre la de privilegiar la diplomacia sobre las demás alternativas, ya que solo así se podrá alcanzar la paz y la estabilidad de manera sostenible, legítima y efectiva", han manifestado.

De esta forma, han desvelado el Mecanismo de Montevideo, que "se pone a disposición de los actores venezolanos como una alternativa pacífica y democrática que privilegia el diálogo y la paz, para fomentar las condiciones necesarias para una solución integral, comprehensiva y duradera".

El mecanismo se articula en torno a cuatro fases que se desarrollarán "durante un periodo razonable y previamente acordado por las partes". Estas fases son "diálogo inmediato", "negociación", "compromisos" e "implementación".

Los citados gobiernos han detallado que para el diálogo es necesario generar "condiciones para el contacto directo entre los actores involucrados, al amparo de un ambiente de seguridad", mientras que la negociación se fundamentaría en la "presentación estratégica de los resultados de la fase de diálogo a las contrapartes, buscando puntos en común y áreas de oportunidad para la flexibilización de posiciones e identificación de acuerdos potenciales".

Asimismo, los compromisos giran en torno a la "construcción y suscripción de acuerdos a partir de los resultados de la fase de negociación, con características y temporalidad previamente establecidas", mientras que la implementación sería la "materialización de los compromisos asumidos en la fase previa, con el acompañamiento internacional".

Por último, han desvelado que, de ser aceptada la propuesta, acompañarían el mecanismo la jefa de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan; los antiguos ministros de Exteriores de Uruguay y México Enrique Iglesias y Bernardo Sepúlveda, respectivamente; y el expresidente del Tribunal Supremo de Barbados David Simons. "Se trata de personalidades de reconocida experiencia internacional y calidad moral para acompañar este mecanismo", han incidido.

"Los suscriptores de esta declaración coincidimos en que el grado de complejidad de las circunstancias no es razón para desestimar las vías diplomáticas de solución de controversias", han destacado.

"De igual manera, reiteramos nuestra decisión de coadyuvar al restablecimiento de la tranquilidad del pueblo venezolano, por la vía del diálogo y la paz, para reducir las tensiones entre las fuerzas políticas y evitar la amenaza o el uso de la fuerza", han añadido.

Por último, han reiterado su preocupación por la "grave situación humanitaria venezolana" y han pedido "respetuosamente" a las partes a "garantizar la vigencia de los Derechos Humanos y las libertades establecidas en la Carta de la ONU suscrita por Venezuela".

CRISIS POLÍTICA

El pasado 23 de enero, el líder opositor Juan Guaidó se declaró mandatario interino de Venezuela conforme a la decisión de la oposición de no reconocer el segundo mandato iniciado por Maduro el 10 de enero por considerar que es fruto de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

Estados Unidos, Canadá y la mayoría de países latinoamericanos, así como numerosos países europeos, incluido España, le han reconocido como tal con la expectativa de que convoque unas nuevas elecciones presidenciales lo antes posible, algo a lo que se ha comprometido.

El Gobierno y la oposición se han sentado a la mesa de negociaciones en numerosas ocasiones para buscar una solución consensuada a la crisis política y económica que se desató tras la muerte de Hugo Chávez, en 2013. La última tentativa, explorada entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana, también fracasó.

Maduro ya declaró tras los polémicos comicios del 20 de mayo que estaba dispuesto a retomar el diálogo y lo ha reiterado después del 23 de enero. La oposición ha avisado de que es otra maniobra para mantenerse en el Palacio de Miraflores.

Contador

Lo más leído en Política