31 de enero de 2019

¿Por qué México y Uruguay son claves para resolver la crisis política en Venezuela?

¿Por qué México y Uruguay son claves para resolver la crisis política en Venezuela?
RAFAEL HERNANDEZ/DPA

MADRID, 31 Ene. (Notimérica) -

Mientras Estados Unidos, Canadá y una decena de países iberoamericanos dieron la espalda al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y reconocieron la autoproclamación del líder opositor Juan Guaidó, como el "presidente encargado" del país, México y Uruguay hicieron gala de su tradición de mediadores y han propuesto el diálogo como única salida a la crisis política que se vive en Venezuela.

Los Gobiernos de México y Uruguay anunciaron este miércoles que el próximo 7 de febrero se llevará a cabo una conferencia internacional, que contará con la presencia de representantes de más de diez países y organismos internacionales que buscan la mediación en el conflicto venezolano.

"El propósito de la conferencia es sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz en ese país", señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores uruguayo en un comunicado.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que "el diálogo es el primer paso. No se pueden imponer las cosas. Primero se tienen que sentar a dialogar las partes".

Sánchez, por su parte, ratificó el ultimátum de su Gobierno a Maduro de realizar elecciones en ocho días (un plazo que vence esta semana); y optó por construir un grupo de contacto de países europeos y latinoamericanos para "propiciar el diálogo entre las dos partes".

¿POR QUÉ ESTOS DOS PAÍSES?

Tanto México como Uruguay, que se han mantenido neutrales en el conflicto, tienen antecedentes de negociación y mediación en materia de política exterior, aunque encontrar una solución a la crisis venezolana no será una tarea sencilla.

"Hay una tentativa en la oposición de cambiar el equilibrio de fuerzas en Venezuela, buscando apoyos internacionales, vía la autoproclamación de Guaidó, y mediante las sanciones desde EEUU", señaló la experta en relaciones internacionales del Colegio de México (Colmex) Élodie Brun, en declaraciones para 'Actualidad RT'.

Para el profesor de la Universidad de la República en Uruguay Diego Hernández Nilson, una salida a la crisis política depende fundamentalmente de Maduro y de que haya un interlocutor válido y legítimo en la oposición.

"Maduro ha jugado en varias ocasiones con esta negociación y después reprimir a la oposición, depende de que él se lo tome en serio", asegura el docente.

LEGITIMIDAD PARA RESOLVER CONFLICTOS

Donde los expertos coinciden es que México y Uruguay son dos países con legitimidad en la mediación de conflictos.

Brun destacó el papel de México en la crisis centroamericana de los años 80. Cuando en 1983, el país azteca impulsó junto con Colombia, Panamá y Venezuela una instancia multilateral llamada Grupo Contadora para promover la paz, la democratización y el desarrollo tras los conflictos armados en El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

La académica Mónica Toussaint explicó en un análisis sobre el papel de México en aquellos años que el Grupo Contadora se convirtió en la salida ideal para México, a nivel internacional, porque le permitía "no alinearse frente a Estados Unidos y mantener una diplomacia relativamente activa".

Por su parte el académico Hernández Nilson, destacó que la diplomacia uruguaya también ha trabajado en procesos de paz en el pasado, como cuando el expresidente uruguayo José Mujica (2010-2015) "tuvo un rol como garante del diálogo" entre las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018).

Tras el anuncio mediador de los Gobierno mexicano y uruguayo, el presidente de Bolivia, Evo Morales, comunicó que "se suma a la iniciativa de los países hermanos México y Uruguay".

"Bolivia es un país pacifista y siempre apostaremos por el diálogo. Reafirmamos nuestro respaldo a la democracia y soberanía del hermano pueblo de Venezuela", recalcó a través de su cuenta en la red social Twitter. "Apoyamos una solución concertada a los problemas, sin injerencias imperiales y sin guerras en América Latina", añadido.