11 de junio de 2012

Vázquez Mota centra la atención del último debate televisado en un ataque frontal a sus rivales inmediatos

MÉXICO DF, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La candidata del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, se ha convertido en el centro del segundo y último debate televisado en México antes de las elecciones del 1 de julio al intensificar sus críticas contra sus dos principales rivales, el candidato de la coalición de izquierdas Movimiento Progresista, Andrés López Obrador, y el de Compromiso por México, Enrique Peña Nieto.

En un debate en el que la corrupción y la economía han sido los principales temas dentro de la amplia agenda con la que han contado, Vázquez Mota, escoltada por su gabinete, se ha autoproclamado vencedora del debate.

La corrupción y la mujer han sido su dos ejes fundamentales, a la par que las fuertes críticas a López Obrador y Peña Nieto. Ha enfatizado en que hay que "cerrar el paso a la impunidad y la corrupción" a toda la clase política "sin excepción" y, en un mensaje al granero de votos femenino, Vázquez Mota ha recalcado que "el triunfo de una de nosotras es el triunfo de todas las demás".

En cuanto a la economía, otro de los temas más destacados, la candidata del PAN ha apostado por "fortalecer el mercado interno" para así aumentar la competitividad de México en el mercado regional y mundial. Para ahorrar costes, Vázquez Mota ha propuesto la elminación de los puestos de los diputados plurinominales y de la mitad en el Senado mexicano, aunque "esto no es suficiente", ha reconocido.

Vázquez Mota ha recriminado a los candidatos que se criminalice el aborto y ha reprochado a López Obrador su plan de crecimiento, en detrimento del ahorro que, según el PAN, necesita ahora México. Las cuentas "no dan", le ha espetado en el debate.

Sobre la corrupción, ha afirmado que "necesitamos una impartición de justicia honesta". "Más y mejores fiscales, mejores jueces, defensorías de oficio y juicios orales; si logramos tener mejores policías, si logramos tener mejores jueces y fiscales, si hacemos un combate frontal al lavado de dinero, vamos a reducir la violencia y vamos a reconstruir la paz", ha remachado.

LÓPEZ OBRADOR

El candidato de Movimiento Progresista ha esgrimido un plan para estimular el crecimiento económico al seis por ciento anual, en combinación con una estrategia que combata la corrupción y un fortalecimiento del control estatal.

López Obrador ha abrazado una postura reformista a todos los niveles institucionales y, en respuesta a Vázquez Mota, ha sostenido que implementará un plan de austeridad que se focalizará principalmente en las rentas más altas. En esta línea, ha propuesto rebajar el sueldo de los funcionarios del Gobierno mexicano.

Centrado en la economía, López Obrador ha indicado que, junto a las políticas de estímulo, pretende emprender una reforma fiscal progresiva para la recaudación de fondos que sufraguen las inversiones del Gobierno. Hay que "echar a andar la economía" y crear un millón de empleos al año, ha ensalzado.

PEÑA NIETO

Por su parte, Peña Nieto ha coincidido con López Obrador en acometer una profunda reforma institucional, reduciendo el número de diputados en el Parlamento mexicano, y fuertes reformas estructurales, máxime en el sector energético, a fin de reducir el coste tarifario.

"Reformas para que puedas tener vales de medicina" y una "reforma laboral que permita una mayor contratación de personas" serán las líneas maestras del programa de Peña Nieto.

La transparencia es otro de los argumentos políticos sobre los que más énfasis ha realizado para combatir la corrupción mediante una mayor participación de la ciudadanía.

Esto se vería traducido en la constitución de una Comisión Anticorrupción y un Sistema Nacional de Fiscalización, así como en la participación de ciudadanos como testigos sociales.

QUADRI

Por último, el candidato del partido Nueva Alianza, Gabriel Quadri, ha hecho hincapié en el respeto de los derechos fundamentales de los mexicanos, entre ellos el matrimonio entre personas de un mismo sexo y el aborto.

El Estado "debe apoyar y respaldar a las mujeres que se ven en la necesidad de interrumpir el embarazo" en lugar de criminalizarlas y perseguirlas, ha señalado Quadri. En este sentido, ha apelado por realizar "un pacto por las mujeres de México", para intentar contrarrestar el auge de Vázquez Mota en el sector de los votantes femenino.

En cuanto a las reformas institucionales, Quadri ha sostenido que la verdadera necesidad de México es acrecentar la coordinación a nivel municipal, estatal y federal.

Mientras, en materia económica, Quadri ha manifestado que "la única manera de crecer (...) es haciendo profundas reformas estructurales". "Si México empieza hoy a hacer esas profundas reformas estructurales", ha puntualizado, "en materia fiscal, en materia laboral, en materia educativa y en materia energética, México podrá en apenas 18 años, en el año 2030, ser tan rico como Corea del Sur, como Israel o como Nueva Zelanda son ahora".