31 de enero de 2012

Un miembro del Gobierno británico viajará a Malvinas para celebrar la victoria bélica

LONDRES, 31 Ene. (Reuters/EP) -  

   Un miembro del Gobierno del primer ministro británico, David Cameron, viajará el próximo mes de junio a las islas Falkland, a las que los argentinos conocen como Malvinas, con el objetivo de participar en los actos de conmemoración del 30 aniversario de la victoria británica en la guerra contra Argentina.

   Asimismo, las autoridades británicas han anunciado el envío de uno de sus buques de guerra más avanzados, el destructor 'HMS Dauntless', al Atlántico Sur en los próximos meses para sustituir a otro buque en patrulla, pero han asegurado que se trata de una medida prevista desde hace tiempo y "completamente rutinaria".

   La tensión entre Londres y Buenos Aires sobre las islas en disputa ha ido en aumento a medida que se aproxima el aniversario de la guerra y ante las perforaciones que las empresas británicas están llevando a cabo en las aguas próximas en busca de crudo.

   "Voy a coincidir con la conclusión de la guerra de las Malvinas. Iré en junio para el 30 aniversario", ha explicado a Reuters el responsable de las relaciones con América Latina en el Foreign Office, Jeremy Browne.

   El responsable ha confiando en que su visita de una semana no moleste a Argentina, que ya ha acusado a Londres de actuar de forma provocativa anunciando que el príncipe Guillermo, el segundo en la línea de sucesión al trono, será enviado este año a las islas como piloto de helicóptero de la RAF.

   "Espero que vean esto como lo que es, un reconocimiento al valor y sacrificio de los soldados británicos y de los habitantes de las Falkland en la liberación de las islas hace 30 años y también una conmemoración más amplia del sacrificio realizado de forma más general, incluidos los argentinos", ha afirmado.

   Browne es el primer responsable del Gobierno de Cameron en anunciar sus planes de visitar las islas y será el primer funcionario del Foreign Office en desplazarse hasta allí desde 2008.

   Londres ha controlado las islas, situadas a unos 480 kilómetros al sur de la costa argentina, desde 1833. En 1982, Reino Unido envió una fuerza naval y miles de soldados para recuperar las islas después de que fuerzas argentinas las hubieran ocupado. Unos 650 soldados argentinos y 255 británicos murieron en las diez semanas que duró el conflicto.

   Reino Unido se niega a negociar con Argentina sobre su reivindicación de la soberanía sobre las islas y Cameron aseguró este mes que Londres está comprometido a proteger los intereses de sus habitantes. El Gobierno de Cristina Fernández designó la semana pasada a Alicia Castro como su nueva embajadora en Londres, después de que el puesto estuviera vacante desde 2008 ante la negativa británica a negociar con Buenos Aires sobre las islas.

   Browne, miembro del partido Liberal Demócrata, no cree que la disputa suponga un obstáculo para la intensificación de las relaciones con América Latina, "con la excepción de Argentina". Según el responsable, hay margen para una relación "más productiva" entre Reino Unido y Argentina en áres como el comercio, el cambio climático y la cooperación económica, incluido dentro del G-20, del que ambos forman parte.

   "Pero no vamos a abandonar nuestra creencia en el derecho a la autodeterminación de los habitantes de las Falkland (...) para crear esa relación", ha puntualizado.