7 de agosto de 2009

Miles dejan de buscar trabajo en EEUU y explican baja desempleo

Por David Lawder

WASHINGTON (Reuters/EP) - Las cifras de empleo en Estados Unidos, mejores a lo esperado, llevaron a muchos economistas a proclamar el fin de la recesión, pero el Gobierno es más precavido en medio de un aumento en el desempleo de largo plazo y de una caída en la participación de la fuerza de trabajo.

"Se acabó", escribió Christian Broda, economista de Barclays Capital en Nueva York, en un reporte. Las cifras del empleo y otras "refuerzan nuestra visión de que la recesión en Estados Unidos terminó en junio, y hemos elevado nuestra proyección de crecimiento del tercer trimestre del 2009 a un 3,5 por ciento", agregó.

El viernes se conoció que los empleadores en Estados Unidos recortaron 247.000 empleos en julio, muchos menos que los 320.000 estimados y que los 467.000 perdidos en junio. La tasa de desempleo bajó inesperadamente a un 9,4 desde un 9,5 por ciento.

Ayudando a bajar la tasa de desocupación, no obstante, hubo un declive en la tasa de participación en la fuerza laboral en 0,2 puntos porcentuales a un 65 por ciento. Cerca de 422.000 personas dejaron de buscar empleo.

Entretanto, el número de personas con desempleo de larga duración, definido como aquellos desempleados por más de seis meses, subió en 584.000 a la cifra récord de 4,97 millones.

Más de un tercio de quienes son contabilizados como desocupados han estado desempleados por seis meses, el nivel más alto desde que el Gobierno empezó a registrar estadísticas en 1948.

"Opinamos que está caída en el desempleo resultará ser temporal. Con el verano (boreal) en su máximo esplendor, asumimos que un número más grande que el usual de estadounidenses desempleados decidió tomar un receso de la búsqueda de trabajo", dijo Bernard Baumohl, presidente del Panorama Económico en Princeton Junction, Nueva Jersey.

"Ha sido un mercado laboral horrible, así que ¿quién podría culparlos?", sostuvo.

Probablemente reanudarán la búsqueda de empleo en el otoño boreal, elevando más la tasa de desempleo, posiblemente por sobre el nivel del 10 por ciento.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo el jueves que el presidente Barack Obama cree que la tasa de desempleo superaría al 10 por ciento.

El principal economista del Tesoro estadounidense dijo que pensaba que los pronósticos de que el crecimiento se reanudaría este año eran "plausibles", pero expresó su preocupación acerca del desempleo de larga duración.

Alan Krueger, secretario asistente del Tesoro para política económica, dijo que podrían considerarse más medidas para ayudar a esas personas.

"El Gobierno busca constantemente modos de lograr que la gente vuelva a trabajar, modos de paliar el dolor de la recesión", dijo Krueger durante una conferencia de prensa.