13 de abril de 2016

Un ministro brasileño presenta su dimisión tras la salida del PP del Gobierno

BRASILIA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Integración Nacional de Brasil, Gilberto Occhi, ha enviado este miércoles una carta de dimisión a la presidenta, Dilma Rousseff, en congruencia con la decisión de su partido, el Progresista (PP), de abandonar el Gobierno.

Occhi ha entregado la misiva al jefe de Gabinete, Jaques Wagner, que le ha agradecido personalmente su actuación durante el desastre ambiental en la localidad de Mariana.

Además, el ministro saliente habría trasladado a Wagner que la decisión del PP de abandonar al Ejecutivo "no es definitiva" y que las vías de diálogo aún siguen abiertas, según informa el diario brasileño 'Folha'.

El periódico local ha avanzado asimismo que el presidente de la Compañía de Desarrollo de los Valles de San Francisco y Parnaíba (Codevasf), Felipe Mendes, también del PP, tiene preparada su carta de dimisión y se la dará a Rousseff este jueves.

El líder del PP, Ciro Nogueira, ha anunciado este miércoles que su grupo en la Cámara de Diputados apoyará el 'impeachment' contra Rousseff y ha dado instrucciones a los miembros del partido para que renuncien a los cargos públicos que ostenten gracias al Gobierno.

"No es lo que yo defendía", ha admitido. "Pero no veo otra alternativa más que acatar la decisión del grupo", ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación tras una reunión de la bancada parlamentaria del PP sobre el 'impeachment'.

El PP ha seguido así los pasos del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), otrora principal aliado del Ejecutivo. Otros muchos partidos de la base aliada del Gobierno en el Congreso han comenzado a desmarcarse de Rousseff y su equipo de cara a la votación sobre el juicio político.

La comisión especial --grupo de trabajo parlamentario-- votó el martes a favor de celebrar un 'impeachment' contra Rousseff por maquillar los presupuestos de 2014 para ocultar el aumento del gasto público en plena campaña electoral.

El pleno de la Cámara de Diputados votará este domingo sobre la posición adoptada por la comisión especial y, en el caso de que la respalde, el caso pasará al Senado, que podría ordenar la celebración de un juicio político contra Rousseff.